Ni viajaba muy al norte ni hubo clasismo en el salvamento


nueva york / dpa

el profesor de Física de la Universidad Técnica de Dortmund Metin Tolan, autor del libro Titanic: El hundimiento a través de la física, aclara algunos de los falsos mitos que se han ido generando en torno al suceso.

¿Obtuvo el buque la Banda Azul?

No. El premio al cruce trasatlántico más veloz fue para el Mauretania. Con una potencia de 51.000 caballos, frente a 78.000, el Titanic iba a ser un día más lento que su rival. «Sus dueños apostaban por el lujo extremo, no necesariamente por la rapidez», aclara Tolan.

¿Navegaba muy al norte?

Tampoco. De hecho, había una ruta de invierno y una de verano. La última era más corta, pero más al norte, y por eso más cercana a los icebergs. Sin embargo, el Titanic viajaba por la ruta invernal sur, e incluso algo más abajo que de costumbre debido a una advertencia por hielo.

¿Estaba hecho con acero de mala calidad?

Según Tolan, «el acero era igual de bueno o malo que el de cualquier otro barco en esa época».

¿La cuarta chimenea era falsa?

Fue agregada al final porque en aquel momento se consideraba que un barco de ese tamaño debía tener cuatro. Sin embargo, no era puramente falsa: servía para la ventilación de la cocina de la nave.

¿El iceberg causó una rajadura de varias decenas de metros?

«Si se pasa un carámbano por la superficie de un coche, se ralla, pero no se agujerea. Es un material demasiado blando», argumenta Tolan. No hubo una gigantesca grieta, sino muchas pequeñas que se repartieron a lo largo de 30 metros por las seis primeras secciones del barco. Allí se fueron amontonando las placas de acero remachado. Las grietas eran de un metro cuadrado, no mucho más grandes que lo que puede ocupar un periódico abierto.

¿Había menos botes salvavidas de los obligatorios?

«Incluso había de más», afirma el experto. Sin embargo, eran pocos porque no cabían todos los pasajeros. El Titanic cumplía las normas, pero estaban obsoletas.

¿Se dio prioridad en el salvamento a los pasajeros de primera clase?

«Se salvó sobre todo a mujeres y niños, más allá de su extracción social. En el caso de los hombres de clase alta, la tasa de supervivencia fue mayor que la de los de tercera, pero eso se debió a otras causas: estaban más arriba, tenían formación y hablaban inglés», justifica Tolan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Ni viajaba muy al norte ni hubo clasismo en el salvamento