Luz verde al mayor experimento europeo contra el ictus cerebral


redacción / la voz

Cada 40 segundos una persona sufre un ictus en Europa y, a pesar de ello, los tratamientos disponibles son muy limitados contra la que resulta ser la mayor causa de muerte después de la enfermedad cardíaca isquémica. Ayer se anunció en Bruselas el lanzamiento de EuroHYP-1, un ensayo clínico fase III dirigido por la Universitätsklinikum Erlangen y la Red Europea de Investigación sobre la Hipotermia contra el Ictus y financiado por la Comisión Europea. El objetivo es determinar la validez de algunos estudios piloto que han demostrado que enfriando el cerebro en las seis horas siguientes a un ataque súbito existen buenas posibilidades de salvar al paciente y reducir los daños.

La UE ha liberado 11 millones de euros aproximadamente para financiar un estudio de escala sin precedentes, con 60 universidades y hospitales participantes en 25 países.

«Un proyecto de esta envergadura no hubiera sido posible sin un enfoque paneuropeo, ningún país o grupo más pequeño de Estados miembros ha conseguido sacar adelante un ensayo clínico de enfriamiento terapéutico contra el ictus, aunque esta se considere en todo el mundo una terapia importante y prometedora», explicó Malcolm Macleod, jefe de Neurociencia Experimental en el Centro de Ciencias Clínicas del Cerebro de la Universidad de Edimburgo (Reino Unido).

«El ictus es la principal causa de muerte -añadió Macleod-. Cada día mil europeos mueren a causa del ictus, es decir, uno cada 90 segundos. La cifra de los supervivientes es el doble, pero quedan discapacitados. Estimamos es que la hipotermia podría mejorar este resultado para más de 40.000 europeos cada año».

«El desafío es reclutar en un tiempo razonablemente breve a 1.500 pacientes con ictus isquémico agudo, con especial enfoque en aquellos que no tienen acceso a un tratamiento eficaz o que han demostrado escasas respuestas a las intervenciones estándares existentes», según Stefan Schwab, presidente del Departamento de Neurología en la Universidad Friedrich-Alexander, en Núremberg (Alemania).

Como el enfriamiento terapéutico se podría usar para diagnósticos clínicos autónomos, esto tendría un fuerte impacto sobre los tratamientos de ictus agudo en los países en desarrollo, donde ni siquiera la imagen cerebral inmediata forma parte de la asistencia en caso de ictus. La técnica podría usarse antes de iniciar los estudios de las imágenes del cerebro, así que hasta los paramédicos podrían aplicarlo inmediatamente a los pacientes con ictus agudo, o tan pronto como un paciente llegue a urgencias.

Aplicaciones espaciales

El enfriamiento ya se usa con buenos resultados para reducir daños cerebrales debidos a isquemia después de paradas cardíacas y lesiones durante el parto. Actúa induciendo una especie de hibernación en el cerebro, minimizando la necesidad de oxígeno y previniendo ulteriores daños. La

Agencia Espacial Europea estudia esta técnica para los futuros viajes espaciales de larga distancia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos

Luz verde al mayor experimento europeo contra el ictus cerebral