Primera condena al Sergas a pagar una operación de cambio de sexo

El Tribunal Superior da la razón a una viguesa que sufre transexualismo


Vigo / La Voz

Nació siendo una mujer y, 39 años después, espera adecuar su cuerpo a su sexo. La viguesa C.?T.?G.?A., conocida por el seudónimo de Charlotte Goiar -prefiere no revelar su nombre real-, acaba de ganar una sentencia histórica. El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha condenado al Servizo Galego de Saúde (Sergas) a realizar «la prestación sanitaria consistente en reasignación de sexo con cirugía correctiva según las indicaciones terapéuticas aplicables», de acuerdo con la sentencia, a la que ha tenido acceso La Voz de Galicia. Es la primera vez que los tribunales condenan al Sergas a pagar una operación de cambio de sexo.

Charlotte nació en 1972 y fue inscrita en el registro con un nombre masculino. A los siete años le diagnosticaron una enfermedad conocida como transexualismo o síndrome de Harry Benjamin. Se trata de una dolencia muy rara en la que la persona tiene un sexo cerebral y otro fisiológico. No es, pues, una opción, sino una enfermedad. A los 16 empezó a recibir tratamientos hormonales en el Hospital Xeral de Vigo. En el 2007 pudo cambiar su nombre y su sexo en el registro.

Pero no ha podido recibir la «solución terapéutica definitiva» que reclama. De hecho, esa falta de solución ha provocado que desde hace 19 años, Charlotte Goiar esté bajo tratamiento psiquiátrico por el síndrome ansioso-depresivo que le ha provocado no haber podido acceder a la cirugía correctiva genital. Demandó al Sergas en el 2008 y el juzgado de lo social de Vigo desestimó sus argumentos. Ahora el TSXG revoca aquel fallo y ordena que se adapte su físico a «su yo psíquico».

La sentencia deja claro que «estamos ante un caso de reasignación o readaptación del físico de la demandante a su clara identidad sexual femenina y no ante un caso de cambio de sexo». Además, cita dos reales decretos de 1995 y 2006 que reconocen las operaciones de cambio de sexo dentro de la cartera de servicios del sistema nacional de salud cuando el paciente sufre una patología intersexual.

Fuentes del Sergas explican que ningún hospital de Galicia realiza estas intervenciones, a pesar de que la cirugía sí está en la cartera de servicios de la sanidad pública. Los pacientes gallegos se suelen derivar a una unidad de referencia nacional que existe en el Hospital Carlos Haya, de Málaga. Pero oficialmente, el Sergas no explica qué va a hacer en este caso. La sentencia puede ser recurrida en casación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
30 votos

Primera condena al Sergas a pagar una operación de cambio de sexo