Cada año se diagnostican cerca de 230.000 casos nuevos de lepra en el mundo

Según la OMS, entre uno y dos millones de afectados viven con discapacidades permanentes como consecuencia de esta patología.


La asociación de lucha contra la lepra «Fontilles» ha lanzado una campaña con historias reales de personas que sufren las consecuencias físicas y sociales de esta enfermedad pero que no están incluidas en las estadísticas oficiales.

En el marco de los actos programados para conmemorar el Día Mundial de la Lucha contra la Lepra, el próximo domingo, la campaña pone de manifiesto que las cifras que registra la Organización Mundial de la Salud (OMS) sólo tienen en cuenta los casos nuevos notificados por países endémicos y aquellos que están recibiendo tratamiento.

Éstos tan sólo representan un pequeño fragmento del total de personas que padecen las consecuencias físicas o sociales de la lepra, ha informado Fontilles en una nota de prensa.

Según la OMS, entre uno y dos millones de afectados viven con discapacidades permanentes como consecuencia de esta patología, mientras que la Federación Internacional de Lucha contra la Lepra (ILEP), de la que Fontilles es miembro, calcula que pueden ser tres millones.

«Con esta campaña queremos dar mayor visibilidad a las personas afectadas por la lepra que no figuran en las estadísticas», afirman desde la asociación.

A principios de 2011, 130 países notificaron a la OMS un total de 228.474 nuevos casos de lepra y, de éstos, 17 concentran el 95% de los nuevos enfermos.

Una vez más, India encabeza la lista con 126.800 nuevos afectados; seguida de Brasil, con 34.894 e Indonesia, con 17.012, y junto a éstos, RD Congo, Etiopía, Nigeria, Nepal, Bangladesh y Myanmar son los países más endémicos.

Desde Fontilles aclaran que las estadísticas no recogen los casos de algunos países que carecen de medios para diagnosticar y controlar la enfermedad, por lo que no la declaran.

Por otra parte, explican que muchos gobiernos no quieren que sus países sean vinculados con esta dolencia y presionan a los servicios sanitarios para reducir las estadísticas, lo que imposibilita conocer los datos reales sobre la incidencia de la lepra entre la población.

«Es necesario conocer el número de personas que sufren de discapacidad y que están en riesgo de nuevas infecciones», matiza la asociación, para advertir de que la falta de cifras oficiales impide entender la magnitud del problema y, por tanto, dedicar los recursos necesarios e implementar las políticas adecuadas para combatirla.

Las cifras tampoco reflejan el estigma y la marginación social que siguen sufriendo aquellas personas que padecen lepra así como sus familiares, una situación que se ve agravada por leyes discriminatorias y que siguen vigentes en algunos países endémicos.

En cuanto a la evolución de la enfermedad en España, se ha mantenido en torno a los 15-25 casos nuevos anuales, muchos de los cuales proceden del extranjero, pero existen también algunos autóctonos en zonas de Andalucía, Galicia y Levante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Cada año se diagnostican cerca de 230.000 casos nuevos de lepra en el mundo