Joan Manuel Serrat pone voz a la libertad de expresión

El cantante centra los actos del Día de los Derechos Humanos con una llamada a romper el silencio

efe

La libertad de expresión centró ayer los actos del Día Internacional de los Derechos Humanos, una jornada que Amnistía Internacional ha celebrado con un maratón de firmas en más de cincuenta ciudades españolas como Madrid, donde Joan Manuel Serrat ha recordado que miles de personas están silenciadas en todo el mundo.

«Yo, Joan Manuel Serrat, puedo expresar libremente mi opinión sin miedo a ser perseguido. He llegado hasta aquí sin que nadie me pregunte adónde me dirijo ni cuestione qué cosas voy a hacer o qué cosas voy a decir. Nadie me ha amenazado con represalias si critico al Gobierno. No me han advertido de que, si hablo sobre determinado tema, mi familia pueda sufrir hostigamiento. Puedo dar mi opinión sea cual sea mi identidad de género sin temor a que las autoridades de mi país me encarcelen, me torturen o me ejecuten. Cuando acabe este acto volveré a mi casa y retomaré mi vida diaria». Sin embargo, recordó, «millones de personas en todo el mundo no pueden hacer lo mismo», porque para ellas la libertad de expresión «simplemente no existe».

Tras las palabras de Serrat, el director de Amnistía Internacional, Esteban Beltrán, destacó que la organización cumple su 50.º aniversario y, por eso, ha querido celebrar este día con un maratón de firmas en 50 países de todo el mundo y en 50 municipios españoles. Las firmas serán enviadas a las autoridades sirias, turcas y de Corea del Norte, «tres lugares en los que es peligroso tener opiniones libres», subrayó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Joan Manuel Serrat pone voz a la libertad de expresión