Japón aún no logra estabilizar los reactores de Fukushima

Medio año después del accidente la población pide el fin de las nucleares.


redacción / la voz

Japón aún no ha superado su pesadilla nuclear. Seis meses después del accidente de la planta atómica de Fukushima a causa del terremoto y posterior tsunami que asoló a la isla el pasado 11 de marzo, la situación de los tres reactores dañados, los que estaban operando en el momento del siniestro, sigue sin estar controlada. Más de tres mil personas continúan trabajando aún en una instalación en la que a principios de este mismo mes se midieron niveles de radiactividad que alcanzaron una de las cotas más altas del último medio año. El objetivo principal de los operarios pasa por estabilizar los reactores hasta alcanzar lo que técnicamente se denomina como parada fría, lo que significa que ya no existe riesgo y para lo que es necesario que alcancen la temperatura ambiente. En las unidades 1 y 3 los trabajos marchan por buen camino, ya que se ha conseguido bajar por debajo de los cien grados, pero en la 2 aún se encuentra a 112 grados.

Tepco, la compañía que gestiona la planta, confía en que los reactores puedan quedar estabilizados en enero del 2012. Solo entonces será posible abordar otras labores fundamentales, como la extracción y gestión del combustible radiactivo que aún guardan los reactores. Antes o paralelamente habrá aún que resolver otro problema no menos grave, el tratamiento de las 100.000 toneladas de agua radiactiva que todavía permanecen en la central y que fueron utilizadas para enfriar los reactores dañados. La contaminación en la planta y en la zona de exclusión, que cubre un radio de 20 kilómetros, aún es alta, lo que ha llevado a que en torno a 100.000 personas que fueron evacuadas tras el accidente no hayan podido regresar a sus casas. Algunas, según los últimos cálculos de las autoridades niponas, puede que no lo puedan hacer en décadas.

Coincidiendo con la celebración de los primeros seis meses del accidente, miles de japoneses salieron ayer a la calle en distintas ciudades para exigir al Gobierno el fin de la energía nuclear, que proporcionaba al país antes del siniestro el 30 % de la electricidad. En estos momentos están operativos once de los 54 reactores del país. La mayoría volverán a reabrirse después de las pruebas de seguridad a las que fueron sometidos. Pero los japoneses quieren ahora que cierren para siempre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Japón aún no logra estabilizar los reactores de Fukushima