Trinidad Jiménez: «En Galicia estoy en el paraíso»

Palmeira es desde hace tres años el destino de sus vacaciones estivales


Un pequeño y discreto apartamento de Palmeira es el destino estival de esta mujer de sonrisa perpetua. Desde hace tres años visita el municipio de Ribeira en compañía de su pareja, aunque su relación con Galicia nació de la mano de sus padres y sus ocho hermanos cuando tenía 10 años. La playa de O Vilar y el nivel de tranquilidad que alcanza en ella son para la ministra Trinidad Jiménez (Málaga, 1962) los motivos básicos que hacen que esta andaluza tenga una parte de su corazoncito mirando siempre hacia el Atlántico.

-¿Qué tiene Galicia que ya es su tercer verano en esta tierra?

-Siempre que estoy aquí tengo buen tiempo. A Galicia vengo por la tranquilidad, la belleza de sus pueblos y sobre todo de sus playas, por eso me encanta. Si quiero tranquilidad, uno de los pocos sitios en donde lo consigo es en Palmeira.

-Y en Barbanza, ¿cuáles son las playas en las que logra esa tranquilidad?

-La playa de O Vilar, en Corrubedo. Esa zona me gusta muchísimo al permitirme pasear durante una hora y media o dos horas sin interrupción. Y eso O Vilar siempre me lo permite. El mar también está muy limpio y me baño aunque esté fresca el agua.

-¿Cuánto hace que descubrió esta parte de Galicia?

-Cuando conocí a mi pareja. Él tiene en Palmeira un apartamento y siempre venimos.

-¿Conocía con anterioridad estas virtudes de Galicia?

-A mis padres les gustaba venir y nos trajeron a todos los hermanos varias veces para recorrer Galicia. Recuerdo que de niña ya me encantaron Santiago y su catedral, que me pareció la cosa más espectacular del mundo. Tenía sobre diez años y me acuerdo perfectamente.

-Y a la hora de comer, ¿qué suele pedir?

-Pulpo, aunque me quedo con todo. Los pimientos de Padrón me encantan con huevos. No hay nada mejor y me da igual que piquen, siempre estoy dispuesta a saborearlos. También voy al súper y cocino en casa.

-Y con Málaga, su ciudad natal, ¿qué diferencias encuentra?

-Allí tenemos asegurado siempre el sol, aquí la tranquilidad. Aunque las playas de Galicia son mucho más espectaculares.

-¿Y logra desconectar del todo cuando está en Galicia?

-Consigo descansar, pero nunca desconectar del todo, ya que siempre llevo el correo y el teléfono encima. Siempre estoy en condiciones de dar una respuesta inmediata.

-Esta año, con la inminente visita del papa le costará un poco más...

-Es normal, además de esta importante cita mantengo contacto con mis colegas, ministros de otros países, en temas importantes como el de Siria. Aun así, siempre tengo un billete de avión preparado desde Vigo o Santiago para regresar.

-Y cuando mira al mar, ¿qué le evoca?

-En Galicia estoy en el paraíso, en lugares como O Vilar, Corrubedo, Aguiño... Me recuerdan a los libros de uno de mis escritores favoritos, Domingo Villar. Cuando leo La playa de los ahogados u Ojos de agua rememoro todos estos sitios, que se mantienen bastante intactos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos

Trinidad Jiménez: «En Galicia estoy en el paraíso»