El puente de las mil fiestas

Imposible llevar la cuenta, Galicia se desborda de fiestas en el segundo fin de semana de agosto: Festa da Auga en Vilagarcía, A Maruxaina en San Cibrao, el festival Brincadeira en Ordes, el Noroeste en A Coruña, El Globo en Betanzos...


Este es el segundo y último fin de semana largo del verano y por lo tanto ni qué decir tiene que no se puede desaprovechar. Pero hay que hacerlo bien, a lo grande. Con cuatro días libres por delante la tarea no parece difícil, y mucho menos con la larga lista de fiestas que planean sobre el mapa de Galicia. Preparados, listos...

La música no es una mala forma de arrancar. Amansa a las fieras, dicen. Y un poco de calma antes de la tormenta nunca viene mal. Desde el miércoles, la playa de Riazor en A Coruña, arenal diurno abarrotado como si no hubiese un mañana estos últimos días, es cuando cae la tarde el escenario como cada año del Noroeste Pop Rock. Los primeros pasos los dio, teloneado por Cardigan Bridge y Green Fandango, el pop de El Pescao, David Otero, conocido hasta hace poco como el guitarrista de El Canto del Loco y también primo del antes malote y ahora niño bueno Dani Martín. Los acordes del despeinado Pescao aglutinaron en la playa a más de 6.000 personas, un buen entrante para la fiesta musical playera que el jueves continúa con Los Suaves. Antes, sobre las diez de la noche, Los Eternos , segundos clasificados del concurso de teloneros organizado por el Ayuntamiento, toman las riendas con su sonido al más puro estilo country rock americano. A continuación, Los Suaves ponen la guinda de rock al festival, que el viernes vuelve a compensar el equilibrio pop-rock-pop del Noroeste con Maldita Nerea alrededor de las once. Sin perder el ritmo de conciertos, el sábado Los Planetas regresan a Galicia para subirse a las tablas de Castrelos por primera vez, en el marco del programa festivo de la ciudad Vigo, e interpretar los temas de su último trabajo Una ópera egipcia intercalados con los acordes de sus grandes clásicos.

Porque Vigo se viste de fiestas. Inaugura su Semana Grande y con ella el festival de deportes y cultura urbana O Marisquiño, que desde el viernes hasta el domingo desarrolla diferentes competiciones de deporte urbano en el centro de la ciudad, y, una vez concluidas, a medida que el día se apaga, las piruetas de los monopatines y los saltos de las bicicletas darán paso a un completo programa de actuaciones musicales y sesiones de pinchadiscos. Las citas son las siguientes, tomen nota: el viernes, a partir de las 22.00 horas, en el muelle de trasatlánticos, Los Chicos y Los Coronas; el sábado, misma hora y mismo lugar, Moom Crespa y Void Camp; y como cierre festivalero, el domingo en Castrelos, los californianos Bad Religion y los vigueses Saldos Arias.

Esto es solo para empezar. El fin de semana va cogiendo forma, ritmo, parece que se va calentando. Mientras en Vigo se lo pasan pipa, seguro que en Pontevedra no les va mal. Con una semana de buen entrenamiento a base de encierros, toros y buen vino, llega ahora la semana, también grande, de las fiestas de la Peregrina. Del sábado hasta el próximo domingo 21, se despliega en la ciudad todo un calendario de citas indispensables. Para empezar, el arranque patronal coincide con la tercera jornada de peñas, populares jaranas de pontevedreses que se reúnen con sus peñas, con prendas de ropa de usar y tirar, para presenciar los espectáculos taurinos, aunque en realidad de lo que disfrutan es del espectáculo de la sangría y el calimocho en las gradas y en las calles. Desde entonces, ocho conciertos marcarán el ritmo de la capital pontevedresa: Rosendo, Siniestro Total, Sergio Dalma, El Pescao, Mercedes Peón, Melendi y Fangoria.

La música también es la protagonista de los festejos en honor a la Virgen del Mar en Cedeira, donde el sábado, alrededor de las 23.30 horas, se suben al escenario Los Secretos, liderados por la voz de Álvaro Urquijo, con temas tan míticos como Déjame. Le sigue la banda viguesa Ragdog, elegida como grupo revelación 2011. El último día de las fiestas de la villa marinera, tiene lugar la tradicionarl Xira, una romería campestre que los vecinos del lugar no se pierden ni un solo año.

Los festivales suelen ser las citas más esperadas, las que tienen esos seguidores fieles que no se los pierden año tras año, los que se equipan con sus tiendas de campaña, sus sacos de dormir y sobre todo con inmensas dosis de ganas para atracarse durante dos o tres días de su música preferida, sus estilos musicales favoritos, con los que se sienten más identificados. La festiagenda gallega de esta semana incluye, al menos, tres grandes nombres: Brincadeira, en Ordes; Rock in Cambre, en el municipio coruñés y Felipop, en Limodre.

Por pasos. Primero, Brincadeira. Tres días de invasión rockera, de jueves a domingo, ni más ni menos. El festival, que se celebra en Ordes y que se ha convertido con el tiempo en todo un referente en Galicia, cuenta este año con más de 50 artistas y bandas, como Burning, Rosendo, Obús, Narco, Dios Ke Te Crew, Samesugas o La Kiki Beat. Pero lo más esperado de esta edición del Brincadeira es su cabeza de cartel: Europe. La gran atracción. De primer nivel internacional, el mítico grupo sueco, autor de famosos himnos musicales como The Final Coutdown o Rock The Nigth, aterriza en Ordes para presentar su último disco Last Look At Even. De lujo.

Segundo: Rock in Cambre. Levanta el telón el domingo, como todos los años en el Campo da Feira de Cambre. En esta ocasión el festival rockero está liderado por un invitado de renombre, el grupo Mago de Oz, uno de los grandes de la escena nacional de este género musical. Los intérpretes de la coreada Fiesta Pagana estarán arropados en el escenario por las formaciones locales Fracasados de Antemano y Coyote Express, vencedores del certamen Noites de Rock, organizado por el Ayuntamiento.

Y como colofón, el Felipop en Limodre. Gran festival, trampolín de potentes bandas del pop nacional, paraíso melómano. Encabezan el cartel este año Los Hermanos Dalton, clásicos del pop de los noventa, y Micky, todo un mito de los sesenta, con su banda Los Colosos del Ritmo. El jueves, los chicos de Almería que integran Los Summers, dan el pistoletazo de salida al certamen que rueda al viernes con un alto listón de artistas como los veteranos Los Super Ratones, Santi Delgado y Los Runaways Lovers, la banda madrileña Nistal y los coruñeses Combo Dinamo. El sábado le toca el turno a la banda pontevedresa Flip Corale y Los Macabros, desde Madrid a las agrupaciones Zombie Valentines y Micky y Los Colosos del Ritmo y, desde San Fernando, Los Hermanos Dalton.

¿Más música? Esta vez va de gaitas y en Baiona. Cristina Pato ofrece un auténtico espectáculo musical en la Praza do Concello dentro del programa Baiverán 2011. La gaiteira repasa sus temas más conocidos y sus nuevas composiciones de The Galician Connection. En el otro extremo del panorama musical, cambiando totalmente de tercio, el club coruñés Backstage cuenta con la presencia de Leticia Sabater, animando la noche y a todos los asistentes con sus bailes, sus espectáculos, sus posados y la interpretación de sus canciones, entre ellas, aquella archiconocida Leti Rap o su versión del Se fue de Laura Pausini.

Y dónde están esas fiestas más de a pie, más de monte, de barro, de guerrilla, de disfraces y litros de cerveza. Lo bueno siempre se deja para el final. Al parecer, los que ya han estado en a Maruxaina, una de las grandes fiestas de San Cibrao, saben que el parrandeo no solo es el sábado. Que el viernes también es un día grande, el pre Maruxaina, y que el jueves, para los fiesteros más madrugadores, tampoco pasa desapercibido con el pre pre Maruxaina. Preparados, adiestrados y ejercitados, los maruxainos llegan al sábado con las pilas más que cargadas. A partir de las siete de la tarde del viernes, el gran chupinazo en la plazoleta. A continuación, degustaciones gastronómicas. Empanadas y bollos preñados. Que no falte de nada. Un poco más tarde, la actuación de Os Charangos de Neda. Y el sábado... charangas (NBA, Os Jalácticos y Os Kilombeiros), toda una tarde de juegos y de noche, la gran fiesta popular con la sirena de la Maruxaina como protagonista. Orquestas, queimada y mucho cachondeo. Y todos, todos, vestidos de mariñeiros y mariñeiras.

El vino es uno de los protagonistas, indispensable, de la Festa do Monte, en A Guarda. Refresca por dentro y también por fuera en estos días de calor. Pero también lo son las gaitas, los pasacalles, los trajes regionales, los tambores, la potente gastronomía de las Rías Baixas y sobre todo el Monte de Santa Tegra, adonde suben, con las garrafas de tinto a cuestas, todos los que se apuntan a la tradicional romería. En Mazaricos tampoco pierden el tiempo. Este año se celebra la vigésima edición de la fiesta de A Fervenza, en la que destaca el espectáculo Factory Móvil, con un importante equipo con miles de vatios de luz y sonido, tres pinchadiscos y seis bailarines para mantener el ambiente bien caldeado. Los jóvenes acampan durante todo el fin de semana en el embalse para disfrutar del fiestón hasta que salga el sol.

Si de protagonistas va la cosa, en el muelle de trasatlánticos de A Coruña la reina será estos días, y a lo largo de toda la semana que viene, la cerveza. Evocando el mítico Oktoberfest alemán, riadas de la bebida rubia correrán de jarra en jarra en las carpas de la Fiesta de la Cerveza instaladas en Palexco. Todo un festival de burbujas, de espuma , de música en el ambiente y pinchos alemanes que durante diez días tomará el pulso y el aguante a los coruñeses (y no coruñeses que se pasen por allí) hasta la madrugada. Por fiesta y desmadre que no sea.

Arrastrando las ganas de diversión durante todo el fin de semana y acumulando noches que recordar en los bolsillos, después de celebrar Santa María el lunes, el martes llega la traca final: el Globo de Betanzos y la Festa da Auga en Vilagarcía. La noche del martes podrá contemplarse en Betanzos un espectáculo único. Al filo de la medianoche, el globo de papel más grande del mundo se elevará, por enésima vez en la antigua Brigantium. El aerostato, de 25 metros de altura y 50 de circunferencia, es el número principal de los festejos en honor de San Roque. Su lanzamiento será seguido por 50.000 personas en la plaza García Hermanos, durante el descanso de una verbena. El mismo día, Vilagarcía de Arousa se transforma en una increíble fiesta del agua. Cuentan que esta tradicional cita surgió cuando, durante los festejos de la villa en honor de San Roque, los fieles que acompañaban el paso, achicharrados por el sol, comenzaron a pedir agua a los vecinos. Estos decidieron entonces arrojar mareas de agua con cubos desde los balcones y, desde entonces, la tradición se ha asentado en el lugar consolidándose como fiesta oficial. Hoy en día, las mareas no son de agua, sino de gente que llega en oleadas a la localidad cada 16 de agosto. Acompañan al santo en la procesión y, de vuelta, se rocían, se salpican, se mojan y se remojan con el agua de las tinas, los cubos y las mangueras. Cualquier recipiente que sirva para regar es válido. Vilagarcía se convierte cada San Roque en un enorme charco de fiesta, ganas de empaparse y sobre todo, exprimir hasta las últimas gotas de diversión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
30 votos

El puente de las mil fiestas