Las semillas de la «E. coli» podrían seguir en el mercado

La UE las retira de la venta y prohíbe su importación de Egipto


redacción / la voz

La Unión Europea aprobó la prohibición temporal de la importación de semillas de alholva procedentes de Egipto, que la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) confirmó ayer como el origen de los brotes infecciosos de E. coli de Alemania y Francia, que ya se han cobrado la vida de cincuenta personas.

Las autoridades comunitarias también han pedido a los países miembros que retiren, cataloguen y destruyan todas las semillas de esta planta, de hojas ovaladas parecidas al trébol y que suelen utilizarse para ensaladas, exportadas desde Egipto entre los años 2009 y 2011. Hasta ahora, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria había atribuido el brote infeccioso de Alemania a un lote de este producto importado en el 2010 y el de Francia a otro del 2009, pero ahora tampoco descarta que las semillas que probablemente causaron la infección bacteriana también pudieran haberse vendido durante este año. Esta hipótesis, según el organismo comunitario, no puede descartarse, de ahí que la UE haya decidido retirar de inmediato del mercado todo el producto.

«El análisis de la información de los casos de Alemania y Francia lleva a la conclusión de que un lote de semillas de alholva utilizada para cultivar brotes germinados importados de Egipto por una empresa alemana es el vínculo común más probable, aunque pueden estar implicadas otras partidas», asegura el informe de la EFSA, que hace ya una semana que había establecido esta relación basándose en la trazabilidad de las semillas. También matiza que «los resultados negativos de los test microbiológicos llevados a cabo en las semillas no pueden interpretarse como prueba de que el lote no está contaminado».

Parte de la partida de semillas contaminadas, como ya había confirmado hace unos días el Ministerio de Sanidad, también llegó a España en enero del 2010, aunque el director de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria, Roberto Sabrido, descartó ayer en Bruselas que exista riesgo para la población. «Como estamos hablando de brotes muy antiguos -explicó a la agencia Efe- es probable que hayan sido consumidos sin que pasara nada». Además, el consumo de este producto en España es muy limitado.

Sobrido, que participó ayer en Polonia en el consejo informal de ministros de Sanidad de la UE en representación de Leire Pajín, insistió en que en España todavía no se ha detectado a ningún afectado y se está llevando a cabo una «vigilancia epidemiológica» para descubrir si ha llegado la cepa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Las semillas de la «E. coli» podrían seguir en el mercado