Las autoridades sanitarias españolas descartan riesgos de infección

Los lotes de semillas egipcias han sido retirados de España o fueron consumidos sin que se produjeran contagios.


Ante la decisión de la Unión Europea de retirar del mercado todas las semillas importadas de Egipto y prohibir su entrada en territorio comunitario a causa de su vínculo con los brotes de «E.coli», las autoridades sanitarias españolas confirmaron hoy que España fue uno de los países que recibió lotes de semillas importadas por una compañía alemana entre 2009 y 2011, pero descartaron que exista riesgo alguno de infección, ya que dichos lotes han sido retirados o fueron consumidos sin que se produjeran contagios.

España afronta la situación «con absoluta tranquilidad», según declaró el secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, al término de una reunión informal de ministros europeos de Sanidad celebrada hoy en Sopot (Polonia), en la que se analizó la seguridad alimentaria en la UE ante los brotes de «E.coli».

Si se confirma que el origen del brote se encuentra en las semillas de procedentes de Egipto, en España «no hay riesgo alguno», destacó por su parte el presidente de la Agencia de Seguridad Alimentaria y de Nutrición (AESAN), Roberto Sabrido, quien también participó en la reunión. La AESAN ha comprobado que una de las partidas sospechosas entró en España en enero de 2010, aunque se trata de «poca cantidad» de semillas que fueron distribuidas «en unos canales muy concretos», indicó el presidente de dicha agencia. «Lo poco que ha quedado se ha detectado y retirado y, de lo que se ha consumido, no ha habido ningún caso en España», afirmó Sabrido, quien añadió que esto pudo deberse «a la manera de elaboración» del alimento finalmente tomado o a que las semillas «no estaban afectadas, pese a ser del mismo lote».

Por ello, el Ministerio de Sanidad «descarta totalmente» que exista riesgo alguno de contagio en España, aunque resta por confirmar si las partidas procedentes de Egipto son el origen del brote, subrayó Martínez Olmos. Hasta que se conozcan los resultados de todos los análisis, el ministerio mantiene sus recomendaciones de no comer brotes cultivados en el propio domicilio para uso particular, así como cocinar todos los brotes que se consuman. Asimismo, la delegación española se mostró «bastante satisfecha» por el resultado de la discusión consagrada a la situación de los brotes de «E.coli», ya que el Ejecutivo comunitario se comprometió a revisar la normativa sobre alertas sanitarias, según Martínez Olmos.

La CE presentará una propuesta antes de finales de año que incluirá «muchos de los puntos concretos que reclamaba España» desde el último consejo de Sanidad de la UE, donde la ministra española, Leire Pajín, planteó reformar el sistema a fin de evitar nuevas alarmas prematuras y sin suficiente base científica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Las autoridades sanitarias españolas descartan riesgos de infección