Todo el glamur real para el baile tras la boda de Alberto II

la voz

La boda de Alberto y Charlene de Mónaco terminó el sábado bien entrada la madrugada, y tras una cena-baile en la ópera Garnier precedida por una sesión de fuegos artificiales con los colores del país, rojo y plata.

Los invitados se cambiaron de ropa para esta cena y baile, y así las princesas y reinas pudieron ponerse sus espectaculares tiaras, aunque ninguna levantó tanta admiración como la joven Carlota, con un traje celeste con capa, vivo retrato de su madre. La novia volvió a apostar por Armani y el blanco, aunque eligió un traje mucho más manejable pero igual de sencillo.

candilejas

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Todo el glamur real para el baile tras la boda de Alberto II