Los colegios que separan, sin dinero público

Esta nueva norma, que se tramitará con carácter de urgencia, ha recibido el visto bueno del Consejo de Estado

la voz

Los colegios de educación diferenciada, los que separan en distintas clases a niños y niñas, no podrán estar financiados por el dinero público, según establece la Ley Integral para la Igualdad de Trato y la no Discriminación que aprobó ayer el Consejo de Ministros. No es que estos centros escolares tengan que desaparecer, sino que no podrán firmar ningún concierto educativo con las autoridades educativas para su sustento económico, según explicó la ministra de Sanidad, Leire Pajín, tras la reunión del Gobierno. Esta nueva norma, que se tramitará con carácter de urgencia, ha recibido el visto bueno del Consejo de Estado, cuyo informe asegura que «en ningún caso se vulnera el derecho de los padres a que sus hijos reciban una educación religiosa ni moral conforme a sus convicciones y que en ningún caso vulnera la libertad de educación». Este órgano consultivo considera que tampoco se vulnera la libertad de creación de centros, ya que, al margen de la financiación pública, el modelo de educación diferenciada se puede seguir aplicando.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos

Los colegios que separan, sin dinero público