La boda del príncipe Guillermo genera una polémica salarial

dpa

La boda del príncipe Guillermo y Kate Middleton ha suscitado una polémica en el Reino Unido por el pago al personal de los hospitales que tendrá que trabajar ese día. El Gobierno británico declaró el 29 de abril como jornada de fiesta en todo el país. Pero las más de 115 sociedades de hospitales en Inglaterra no quieren pagar a sus trabajadores el suplemento de los días festivos, según comunicó el sindicato Unite en base a una encuesta propia.

Mientras los hospitales en Gales, Escocia e Irlanda del Norte pagarían entre un 60 y un 100% del complemento por jornada festiva, los centros en Inglaterra se niegan a hacerlo.

«El personal en el sistema de salud atenderá a los enfermos y estará a disposición para las emergencias mientras el resto del Reino Unido disfruta de una bien merecida pausa o mira la boda», se quejó Rachael Maskell, del sindicato.

Los hospitales serán uno de los sectores que «sufrirán» por el día adicional de fiesta. Republik, una organización crítica con la monarquía, calculó que la boda real supondrá un gasto de 200 millones de libras para los centros de salud si se cuentan los gastos de los complementos salariales por día festivo trabajado y el de aplazar las intervenciones programadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La boda del príncipe Guillermo genera una polémica salarial