Nacen 17 cobras albinas de monóculo en el Zoo Aquarium de Madrid

A pesar de ser tan pequeñas son capaces de inocular veneno en muy poca cantidad pero de toxicidad muy concentrada


El Pabellón de Naturaleza Misteriosa del Zoo Aquarium de Madrid ha visto aumentada su población con el nacimiento de 17 cobras albinas de monóculo (Naja kaouthia), muy venenosas.

Según ha informado hoy la dirección del zoológico madrileño, los nacimientos, que son los primeros que se produce en 2011 en la colección de reptiles del Zoo, se produjeron la semana pasada al eclosionar 17 de los 19 huevos que incubó durante dos meses la pareja de cobras albinas que vive en la instalación.

Al nacer, las serpientes midieron unos 20 centímetros y su aspecto era prácticamente igual al de sus progenitores.

A pesar de su pequeño tamaño y cortísima edad, desde el mismo momento de su nacimiento son capaces de inocular veneno, en muy poca cantidad pero de toxicidad muy concentrada, con lo que sus efectos neurotóxicos, si llegasen a morder, serían iguales a los que produciría un ejemplar adulto.

Estas cobritas, que muestran su conducta depredadora y se yerguen en la típica postura amenazante de sus adultos, no empiezan a comer hasta realizar su primera muda de piel a los cinco días y su alimentación se basa en pequeñas crías de ratón de unos 2 ó 3 gramos de peso que ingieren semanalmente.

Las cobras albinas habitan en el sudeste asiático, en países India, Tailandia, Malasia, China, Birmania, Nepal, Bután, Camboya, Laos, Malasia y Vietnam.

El sobrenombre de «monóculo» se debe a una marca ovalada marrón, visible cuando la cobra extiende la capucha.

Por el momento, los visitantes del Zoo Aquarium de Madrid podrán ver a las crías en las dependencias de laboratorio y cuarentena del Pabellón de Naturaleza Misteriosa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Nacen 17 cobras albinas de monóculo en el Zoo Aquarium de Madrid