Coches ecológicos en un certamen suizo que no olvida el lujo más prohibitivo


ginebra / enviado especial

El Palexpo de Ginebra abrió sus puertas a una nueva edición del Salón del Automóvil, una muestra que puede suponer un punto de inflexión para una industria que en Suiza quiso recuperar la ilusión lanzando un aluvión de novedades. Puede decirse que los automóviles híbridos y eléctricos siguen siendo una de las tónicas generales y en todos los expositores había coches de este tipo, desde el espectacular Porsche Panamera Hybrid al BMW Active-E, pasando por el puesto de Hyundai, donde lucía el iX35 Fuell Cell o el de Renault, con toda su colección Z.E. (cero emisiones), entre los que destacaba el Zoe, Así como el Opel Ampera en su versión definitiva, que comenzará a venderse este año.

Como aviones

Pero en Ginebra están las cajas de seguridad y las cuentas protegidas de las fortunas más inmensas de todo el mundo y eso se dejó notar una vez más con la presencia de constructores y carroceros como Pagani, con el Huayra dotado de flaps estabilizadores, como los aviones, o el Lamborghini Aventador, novedad mundial para el que tenga seis cifras para gastarse en un coche. A otro nivel, Alfa Romeo presentó un interesante cupé llamado 4C con motor central, tracción trasera y chasis de carbono, en un reducido tamaño de solo cuatro metros. Pero dejando aparte a los verdes y a los coches para soñar, a orillas del lago Leman se descubrieron muchas primicias mundiales, como el Hyundai i40, el familiar grande de la gama; el Chevrolet Cruze 5 puertas; el Ford B-Max, que será el monovolumen más pequeño de la marca; además del nuevo Lancia Ypsilon, el Fiat Freemont, el Kia Rio o el Mini Rocketman.

El grupo Volkswagen ofrecía también primicia doble, ya que pudimos ver la silueta del futuro Golf cabrio, mientras en el puesto de Audi descubríamos un concept que alberga las líneas del futuro A3, curiosamente un sedán de cuatro puertas. Entre las tecnologías más destacadas, la interconectividad entre vehículos parece ser cosa de poco tiempo, un mundo futuro en el que los satélites y los GPS velarán por nosotros frenando nuestro coche ante cualquier eventualidad que no lleguemos a ver desde nuestro asiento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Coches ecológicos en un certamen suizo que no olvida el lujo más prohibitivo