Los hosteleros vascos abogan por quitar las máquinas expendedoras


bilbao/efe.

La Federación de Hostelería del País Vasco considera que «sería bueno trasladar un mensaje al Gobierno» mediante la retirada paulatina de las máquinas expendedoras de tabaco de sus establecimientos, donde se recauda «una parte importante» de los impuestos derivados de la venta del tabaco.

Los hosteleros cobran un incentivo de 0,15 céntimos por cajetilla vendida, aunque pagan un canon trienal de 180 euros al comisionado del Tabaco por tenerlas.

En el último boletín que la Federación de Hostelería ha enviado a sus asociados se aboga por retirar las máquinas expendedoras a medida que concluya el plazo pagado por ellas al comisionado de tabaco y por no renovar el permiso de venta.

Ventas en estanco

El presidente de la Unión de Estanqueros, Mario Espejo, señaló ayer que aún es pronto para ver el impacto de la norma antitabaco en las ventas, pues «aún no se ha cerrado ni la caja del primer día» y se tardará unas tres o cuatro semanas en tener datos concretos. Recordó que las previsiones que maneja el sector son de una caída de las ventas del tabaco del 10% el primer año. Espejo se refirió también a las máquinas expendedoras y dijo que ocupan el mismo espacio que una mesa.

Pajín: «La ley es clara»

La ministra de Sanidad, Leire Pajín, destacó ayer que la ley que prohíbe fumar en todos los espacios públicos cerrados se está aplicando con toda normalidad y confió en que «siga siendo así». «No caben interpretaciones, es una ley absolutamente clara, que deja perfectamente regulado dónde se puede y no fumar, lo que hace también más fácil su cumplimiento», dijo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

Los hosteleros vascos abogan por quitar las máquinas expendedoras