O Avó de Chavín es el gigante del año

Los premios a los mejores árboles también reconocen el Souto de Santa Eufemia como bosque amenazado


redacción/la voz.

Ha tenido que esperar 126 años, pero O Avó de Chavín ya es el mejor árbol del año. El inmenso y centenario eucalipto, de 71,4 metros de altura y 10,5 de perímetro, ha resistido todo tipo de embates, incluso el paso del ciclón Klaus en el 2009, para exhibir una buena salud que lo ha llevado a convertirse en el mejor árbol gigante en los premios Árbol y Bosque del Año organizados por la oenegé Bosques sin Fronteras y la Fundación Biodiversidad y que ayer se entregaron en la sede del Ministerio de Medio Ambiente.

La extraordinaria especie radicada en Viveiro, que es el eucalipto más alto de Europa y probablemente el árbol más largo de España, resiste con dignidad el paso del tiempo, pero no así el Souto de Santa Eufemia (O Courel). Su amenaza no son las plagas ni los temporales, sino una cantera que ha comido ya 52 de las 88 hectáreas de un bosque singular, con castaños tricentenarios y un espectacular bosque fluvial de fresnos y alisos que discurre a lo largo del río Loureda y sus afluentes. Mientras que O Avó de Chavín incluso está merecidamente mimado con una declaración de monumento natural por parte de la Xunta, el soto que rodea la aldea medieval de Santa Eufemia lucha por sobrevivir. Este esfuerzo es el que le ha valido el premio en la categoría de bosque amenazado que avala la candidatura presentada por Sos Courel.

«La cantera de A Campa -que inició su actividad en 1988 y aún continúa pese a la orden de cierre del 2002, confirmada por el Tribunal Supremo- y su escombrera han ocupado y contaminado un kilómetro de río con sus riberas», advierte la oenegé Bosques sin Fronteras, que cuenta con el aval del Ministerio de Medio Ambiente. El Parlamento Europeo también ha admitido a trámite una petición sobre la destrucción de la zona de O Courel en la que se denuncia la grave situación ambiental de la cantera.

El premio a O Avó de Chavín, cuya candidatura fue propuesta por la Asociación de Eucaliptos Singulares, fue recogido por el director xeral de Conservación da Natureza de la Xunta, Ricardo Borregón, mientras que el de bosque amenazado lo retiró la actriz gallega Mabel Ribera.

Galicia, con doce, fue la comunidad que presentó más candidaturas a un certamen en el que se concedieron otros cuatro premios, entre ellos una encina de 600 años de Toledo. El ganador de cada categoría recibirá un premio de 2.000 euros, dinero que deberá destinarse específicamente para la conservación de los árboles distinguidos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos

O Avó de Chavín es el gigante del año