El Premio Nobel Samuel Ting espera descubrir dónde está la antimateria en el universo

Agregó que «si el Universo procede del Big-Bang hay que preguntarse qué pasó al inicio», ya que opinó que de un vacío no se puede generar materia o antimateria.


El Premio Nobel de Física en 1976 Samuel Ting ha expresado hoy su esperanza de que el experimento que lleva a cabo el laboratorio europeo de partículas Cern y su proyecto de enviar en febrero próximo una gran imán al espacio permitan descubrir donde se esconde la antimateria en el universo.

El gran colisionador de hadrones (LHC, de sus siglas en inglés) del Cern logró en los últimos días reproducir en laboratorio un mini Big-Bang similar al que podría haber dado origen al Universo hace unos 15.000 millones de años, a base de iones de plomo, lo que ha generado una especie de sopa o plasma de quarks y gluones que ahora los científicos tratan de analizar.

Ting, que colabora con el Cern, lidera por su parte una iniciativa para colocar en órbita el espectómetro magnético Alfa (AMS, de sus siglas en inglés), un gran imán que prevé ser lanzado el próximo 27 de febrero desde la base de Cabo Cañaberal, en Florida (EEUU), para situarlo en órbita espacial con el objetivo de detectar la presencia de antimateria en otras galaxias.

«Encontrar antimateria sería muy importante porque permitiría destruir muchas de las teorías actuales», dijo el investigador estadounidense, que ha sido invitado por el programa ConCiencia de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) a una serie de conferencia y actos de divulgación científica.

En una conferencia de prensa, Ting aseguró que «el tiempo no es importante» para descubrir dónde se encuentra la antimateria producto de la explosión al origen del Universo, aunque precisó que el AMS estará «durante 20 años» analizando su presencia entre las cien millones de galaxias que calcula que lo integran.

«Hay una creencia generalizada de que el Universo procede del Big-Bang porque si vemos un telescopio de noche vemos las estrellas gradualmente distanciándose una de otra, de manera que el universo se expande», dijo, y precisó que «de ese grado de expansión o de contracción calculamos que hace 15.000 millones de años se formó el universo».

Agregó que «si el Universo procede del Big-Bang hay que preguntarse qué pasó al inicio», ya que opinó que de un vacío no se puede generar materia o antimateria.

Subrayó que en el acelerador de partículas se ha detectado la existencia de antimateria y de antipartículas «pero la cuestión es saber si el universo tiene antimateria» y si hay simetría entre materia y antimateria.

Apuntó que cuando materia y antimateria coinciden «se produce un flash de luz que se convierte en energía. La ausencia de esa luz significa que en toda galaxia no hay antimateria y debido a ello se puede pensar que tal vez haya una asimetría fundamental, pero ese concepto podría ser incorrecto».

El científico apuntó que la física es una disciplina experimental y consideró que los investigadores «solo están en el principio de un proceso para intentar comprender porqué la antimateria no esté en nuestra galaxia», lo que no significa que no pueda existir en otras.

El AMS, que se colocará en órbita a unos 400 kilómetros de la Tierra, a bordo de la Estación Espacial Internacional, estará en los próximos años observando indicios de antimateria en otras galaxias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El Premio Nobel Samuel Ting espera descubrir dónde está la antimateria en el universo