El disidente chino Liu Xiaobo gana el Nobel de la Paz

EFE

SOCIEDAD

El Instituto Nobel ha valorado «su largo trabajo no violento a favor de los Derechos Humanos en China». Liu Xiaobo, uno de los líderes de las protestas de Tiananmen de 1989, está actualmente en prisión y aún no sabe que ha sido galadonado.

08 oct 2010 . Actualizado a las 19:25 h.

El escritor y disidente chino Liu Xiaobo, uno de los líderes de las protestas de Tiananmen de 1989, es el ganador del Premio Nobel de la Paz de 2010 por su compromiso con la defensa de los Derechos Humanos en su país.

Al comunicar hoy su fallo desde su sede noruega, el Instituto Nobel precisó que Liu, actualmente encarcelado en su país, obtuvo el premio «por su largo trabajo no violento a favor de los Derechos Humanos en China».

El Instituto aseguró haber «deliberado largamente antes de tomar esta decisión que conecta los Derechos Humanos y la paz».

«Liu se ha convertido en el símbolo más claro de la amplia lucha por los Derechos Humanos en China», afirmó el portavoz.

«En las últimas dos décadas, Liu Xiaobo ha sido un gran portavoz a favor de la aplicación de los Derechos Humanos fundamentales en China», explicó la institución, que subrayó la participación del galardonado en las protestas democráticas de Tiananmen, que terminaron en una masacre.

Liu, profesor de la Universidad de Pekín de 54 años, ha colaborado además en la elaboración de diversos manifiestos de artistas y activistas chinos a favor de los Derechos Humanos, algo que le valió una condena de once años de cárcel y otra de dos años de privación de derechos civiles.

«Liu ha mantenido que su condena viola tanto la propia constitución china como los derechos humanos fundamentales», subrayó el comunicado.

El Instituto argumenta asimismo que China ha logrado un avance económico «sin igual» en las últimas décadas y adquirido una gran relevancia internacional, lo que lleva aparejado un «aumento de responsabilidad» en la escena global.

En este sentido, agregó que el Gobierno chino está violando varios acuerdos internacionales que ha ratificado y que incumple algunos artículos de su constitución ligados a los derechos políticos de sus ciudadanos.