Brasil prepara guía de apoyo a víctimas de redes de prostitución en el exterior

EFE

SOCIEDAD

El material, editado en inglés y portugués, estará disponible en las legaciones diplomáticas fuera del país.

01 sep 2010 . Actualizado a las 22:26 h.

El Gobierno de Brasil está ultimando una guía para orientar y prestar apoyo a las víctimas de redes de prostitución y de tráfico de personas que se encuentren en el extranjero y deseen regresar al país, informó hoy la estatal Agencia Brasil.

Según la fuente, el Ministerio de Exteriores está elaborando una cartilla llamada Guía de Retorno a Brasil, que será lanzada en las próximas tres semanas, con información sobre las oportunidades de empleo en Brasil y las alternativas para las personas que hayan sido víctimas de esas redes y se estén planteando volver al país.

«Lo importante es dar asistencia a esas personas, mostrar que hay alternativas de empleo y oportunidades», dijo la jefa de la división de asistencia consular del Ministerio de Exteriores, Luiza Lopes Ribeiro da Silva.

La guía está diseñada para incentivar a aquellos que dejaron el país a regresar a Brasil explicando las opciones que tienen para desarrollar profesiones o incluso volver a estudiar.

«El objetivo es que aquellos que quieran regresar sientan que están amparados y que tienen oportunidades en Brasil», agregó Silva. El material, editado en inglés y portugués, estará disponible en las legaciones diplomáticas de Brasil en el exterior.

A pesar de que no existen datos oficiales sobre la cifra de brasileños explotados por mafias de prostitución, trabajos forzados o tráfico de personas, un informe del Ministerio de Relaciones Exteriores revela que las víctimas son atraídas con la promesa de un empleo y los destinos más frecuentes son Portugal, España, Suiza y Holanda.

El anuncio del lanzamiento de la guía llega un día después de que la Policía española informara de la desarticulación de una red dedicada a la explotación sexual de hombres, captados en Brasil y a los que, bajo amenazas de muerte, les hacían estar disponibles 24 horas al día proporcionándoles drogas y estimulantes sexuales.