El Empire State Building mantuvo su negativa a iluminarse por Madre Teresa

Luis Torres de la Llosa AFP

SOCIEDAD

El mundo entero rindió homenaje este jueves a la beata por su centenario, pero el rascacielos más alto del mundo decidió conmemorar el aniversario de la Enmienda 19.

26 ago 2010 . Actualizado a las 22:23 h.

El mundo entero rindió homenaje este jueves a la Madre Teresa en su centenario, pero el Empire State Building de Nueva York persistió en su negativa a vestirse con los colores azul y blanco de la beata. El rascacielos más alto de la ciudad reafirmó que al caer la noche iluminará en cambio su cúspide de rojo, blanco y azul, para conmemorar «el día de la igualdad de las mujeres, en el 90 aniversario de la Enmienda 19».

La polémica en torno a la iluminación del emblemático edificio de 102 pisos surgió en junio pasado, cuando su administrador rechazó una solicitud de la Liga Católica para que el 26 de agosto adoptase los colores de la religiosa.

«El Empire State Building celebra muchas culturas y causas de todo el mundo con iluminaciones icónicas, incluyendo las festividades religiosas de Pascuas, Ramadán, Hanukah y Navidad», explicó en ese entonces Anthony Malkin, que dirige la empresa encargada de administrar el edificio construido en 1931. Sin embargo, aclaró Malkin, «por ser una propiedad privada, el edificio tiene una política específica contra cualquier otra solicitud de iluminación de índole religiosa o vinculada a una personalidad religiosa».