La nube volcánica cancela la cuarta parte del tráfico aéreo de Europa

La Agencia Europea de Seguridad vaticina que la situación se mantendrá al menos durante 24 horas más

R. R.

Algo insólito ocurrió ayer en el Reino Unido. Por primera vez en su historia quedaba aislado del resto del mundo por aire al cerrarse su espacio aéreo como consecuencia de la masiva erupción de ceniza y humo del volcán islandés Eyjafjalla. Pero lo ocurrido en Gran Bretaña fue solo el inicio de un caos aéreo que pronto se extendió por toda Europa en una situación sin precedentes debido a una nube volcánica. A última hora de la tarde de ayer, diez países (Noruega, Reino Unido, Irlanda, Dinamarca, Francia, Finlandia, Holanda, Bélgica, Alemania y Suecia) habían bloqueado total o parcialmente su espacio aéreo. En total, las cenizas en suspensión, situadas a una altura de más de diez kilómetros, causaron la suspensión de más de 5.000 vuelos en toda Europa, lo que supone prácticamente la cuarta parte del tráfico aéreo europeo.

El caos vivido ayer podría reproducirse hoy, uno de los días con mayor intensidad de vuelos, y prolongarse incluso hasta el domingo. Todo dependerá de cómo evolucione la gigantesca nube de cenizas que, según las predicciones meteorológicas, avanza impulsada por el fuerte viento hacia el norte del continente. Según datos de la Agencia Europea para la Seguridad en la Navegación Aérea (Eurocontrol), la situación se mantendrá al menos durante 48 horas. El colapso en Europa también afectó a las conexiones con España, ya que hasta las siete y media de la tarde se habían suspendido 466 vuelos (216 llegadas y 250 salidas).

En Islandia, la preocupación ayer era doble, ya que la erupción del Eyjafjalla, la primera en casi 200 años, puede desencadenar una explosión mucho más grande del volcán cercano Katla.

Situación histórica

El primer aeropuerto europeo en cancelar todos sus vuelos fue el escocés de Glasgow, al que siguieron todos los de Escocia y desde el mediodía el de mayor número de pasajeros de Europa, el londinense de Heathrow, del cual despegan o aterrizan a diario unos 1.300 aviones. Tras este aeropuerto cerró el de Gatwick y el de Stantead, en Londres, hasta que Aviación Civil de Reino Unido anunció el cierre definitivo del espacio aéreo a cualquier tipo de nave comercial. La prohibición se mantendrá, en principio, hasta las dos de esta tarde. «Nadie recuerda que se haya cerrado el espacio aéreo comercial en el Reino Unido», indicaba un portavoz del Servicio Nacional de Tráfico Aéreo. Las partículas de ceniza de la erupción se están moviendo al sureste arrastradas por el jetstream -corriente de aire muy rápida situada en la atmósfera- y probablemente el Reino Unido quede libre de su efecto entre hoy y mañana.

Francia también se ha visto muy afectada por la ceniza volcánica. Veinticuatro aeropuertos tenían previsto el cierre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

La nube volcánica cancela la cuarta parte del tráfico aéreo de Europa