«No se notaba nada, solamente que estaba el cielo nublado»

Veinte escolares de Narón se quedaron atrapados en Dublín y en A Coruña se cancelaron dos conexiones con Londres

F. V. T. S.

Una veintena de niños de entre 13 y 15 años de edad, estudiantes del colegio de O Feal, en Narón, se quedaron ayer atrapados en Dublín por la nube volcánica procedente de Islandia, que obligó a cerrar el espacio aéreo de Irlanda. Los jóvenes participaban desde el día 12 en un viaje organizado por el servicio bilingüe del centro escolar para practicar el inglés in situ.

Según relataba una de las responsables del grupo, tenían previsto el vuelo de regreso a primera hora de la tarde, y se enteraron de lo ocurrido nada más entrar en el aeropuerto. «En un principio me preocupé, porque era caótico», señalaba Sonia, una de las dos profesoras que formaban la expedición acompañando a 17 estudiantes de primero y tercer curso de la ESO.

En el momento de la cancelación del vuelo, apunta Sonia, «no se notaba nada, solamente que estaba el cielo nublado». «Estuvimos una hora y media esperando en el aeropuerto», prosigue, hasta que en la ventanilla de la compañía aérea Iberia, con la que habían contratado el viaje, les facilitaron bonos de comida y alojamiento en un hotel cercano.

Mientras tanto, la directora del colegio, Dolores Vizoso, se afanaba en llamar a los padres de los 17 estudiantes de O Feal para comunicarles la noticia. Vizoso explicó que esos viajes son una dinámica habitual de la sección bilingüe del centro escolar. «Normalmente iban a Londres, pero este año escogieron Dublín», señaló. De seguir la rutina, la situación habría sido la misma, ya que la nube volcánica también obligó ayer a cerrar el espacio aéreo del Reino Unido.

La profesora encargada de la expedición corroboró ayer que «los niños están bien» y bromeaba con que «nos han desviado a un hotel con piscina, así que se pasarán la tarde en ella». A la espera de «cómo evolucione la nube», la expedición intentará embarcar de nuevo esta tarde a la misma hora que ayer.

El vuelo de A Coruña a Londres, que tenía prevista su salida ayer poco antes de las cuatro de la tarde, fue otro de los damnificados por la explosión del volcán islandés. Buena parte de los pasajeros de la compañía Vueling conocían la noticia del cierre de los aeropuertos británicos, pero las esperanzas se reabrieron una vez alcanzado el aeropuerto coruñés. «Llegaron a facturarnos las maletas e incluso algunos alcanzamos la zona del arco de seguridad», señaló uno de los viajeros desplazados ayer desde O Barco de Valdeorras. El joven pertenece a un grupo de casi una veintena de personas de la localidad ourensana que intentaba por segunda vez el viaje a la capital inglesa. «Somos del curso That's English y ya hace unos meses intentamos viajar, pero al final por problemas de salud de algunos se suspendió el viaje», indicaron.

Ya en el mostrador de Vueling, la compañía les ofreció cuatro billetes para hoy si las condiciones mejoraban. «Pero no aceptamos. O vamos todos o ninguno», decía el grupo valdeorrés camino del párking del aeropuerto para regresar a casa. Recuerdan que se enteraron de la cancelación antes por otros canales. «Un joven entró en la web del aeropuerto de Heathrow y nos dijo que estaba todo cancelado, pero en ese momento nos llamaron por la megafonía del aeropuerto para embarcar», recuerdan.

Pero lo vivido por este grupo no fue la única consecuencia en A Coruña: esta noche no podrá actuar sobre el escenario del Teatro Colón el grupo de danza tradicional irlandesa Magic of the Dance, ya que cuatro de los 23 miembros del grupo también sufrieron la cancelación de sus respectivos vuelos a España. La actuación finalmente será el lunes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

«No se notaba nada, solamente que estaba el cielo nublado»