Avistadas de Cee a Valdoviño unas sesenta aves petroleadas

SOCIEDAD

Los expertos lo atribuyen a un sentinazo o a los restos de combustible del «Kea»

08 abr 2010 . Actualizado a las 02:00 h.

Salvamento Marítimo peinó ayer con el helicóptero Helimer 210 la zona en la que se hundió hace más de una semana el mercante Kea para controlar la evolución de la mancha de combustible que liberó el barco. Ni rastro, informaron desde el órgano dependiente del Ministerio de Fomento. Sin embargo durante la Semana Santa fueron avistadas más de medio centenar de aves petroleadas desde Cee, en la Costa da Morte, hasta Pantín, en Ferrolterra.

Un foro que los socios de la Sociedade Galega de Ornitoloxía (SGO) tienen en la Red, denominado Galicia Aves, revela que desde el pasado día 1 -el naufragio se produjo el 30 de marzo- diferentes especies de gaviotas -patiamarillas (Larus michahellis), sombrías (Larus fuscus), argénteas (Larus argentatus) y delaware (Larus delawarensis)- se dejaron ver por la costa manchadas de hidrocarburos.

Juan Rodríguez Silvar, biólogo ferrolano y miembro de la SGO, cree que «quizá poda deberse aos restos de fuel do mercante afundido ou a algún sentinazo». El cántabro Jesús Menéndez, aficionado a la ornitología, se encontraba de vacaciones en la Costa da Morte, cuando divisó sobre unas ocho aves manchadas de chapapote en cabo Vilán, Camariñas, cabo Touriñán y Muxía. «Algunas estaban muy sucias», comenta este cántabro, que a su regreso a Castro Urdiales contempló otros ejemplares impregnados de chapapote. «Son animales muy viajeros», apostilla.