La historia clínica de cada español podrá consultarse en todo el país

El ciudadano tendrá un código identificativo propio, que será vitalicio y permitrá entrar en su expediente digital


Al final del año en curso, todos los sistemas de salud de las comunidades autónomas estarán integrados en un único sistema de sanidad digital. Esta gran red permitirá que todo español pueda ser atendido en cualquier centro público sanitario del país y que el médico que lo atienda tenga acceso a parte de su historial.

Esto es lo que anunció ayer la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, en la inauguración de la Conferencia Europea Ministerial e-Health 2010 que se celebra en Barcelona. Este proyecto será posible gracias a la construcción de un nodo central de información que hará que el Sistema Nacional de Salud (SNS) sea interoperable en toda España.

Según anunció Paolo Rivero, director de la Agencia de Calidad del ministerio, este año todos los ciudadanos tendrán ya un código identificativo propio, que será vitalicio, generado por una base de datos común al SNS. Ese código permitirá el acceso a cierta información de la historia clínica de cada paciente y será consultable en todos los centros sanitarios españoles, lo que hará más eficiente y seguro el tratamiento.

Realmente no se compartirá toda la información, pues entre comunidades, los centros solo podrán consultar las historias primaria, hospitalaria, de radiología, de medicamentos utilizados y de laboratorio. Además, el paciente podrá bloquear también aquellos datos de su historia médica que considere íntimos.

Proyectos comunes

Para Jiménez, el cambio tendrá «ventajas muy claras», y explicó que esta iniciativa forma parte de los proyectos comunes puestos en marcha por las comunidades de forma coordinada para implantar instrumentos propios de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), como son la receta electrónica, la digitalización de las imágenes y la historia clínica compartida, entre otros.

La titular de Sanidad destacó que España es un país líder en tecnología aplicada a la salud. Y ofreció como ejemplo que el 98% de los médicos de primaria usan tecnologías de sanidad digital, como las historias y recetas digitalizadas. Esto les ha permitido soportar una menor carga burocrática, lo que les permite dedicar más tiempo a la atención a los pacientes.

De hecho, el año pasado se despacharon en el país 139 millones de recetas electrónicas. Y las autonomías que están más adelantadas en la implementación de esa tecnología son Andalucía, Baleares y Cataluña.

En la red sanitaria española se calcula que hay más de 60.000 equipos informáticos en 6.000 centros sanitarios, en los que se atiende a más de 33 millones de ciudadanos y en los que trabajan 250.000 profesionales de la salud. Actualmente, solo Dinamarca está al mismo nivel en el desarrollo de la historia clínica digital (HCD), lo que le dará un papel muy activo en el consorcio internacional que quiere implantarla en Europa.

La HCD y la receta electrónica son dos de las iniciativas más avanzadas de la sanidad digital en España, donde, desde el 2006, se desarrolla el programa Sanidad en Línea del Plan Avanza. Este comenzó con la tarjeta sanitaria individual, que ya poseen casi todos los usuarios del SNS y que permite la identificación inequívoca de cada personas en todo el sistema. Y sigue con la cita previa para los médicos de primaria y los especialistas a través de Internet.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos

La historia clínica de cada español podrá consultarse en todo el país