La NASA probará un cohete de cien metros para sustituir los transbordadores


El prototipo del estilizado Ares I-X está ya dispuesto en la plataforma de lanzamiento del Centro Espacial Kennedy de Florida. Si todo sale como está previsto, el próximo martes a las ocho de la mañana, hora de la costa este (dos de la tarde en España), la agencia espacial enviará su nuevo cohete a hacer la primera prueba real.

El Ares I-X es el cohete que la NASA está diseñando para sustituir los actuales transbordadores, que, en principio, serán retirados el año próximo. La idea es utilizar este nuevo vehículo tanto para transportar carga hasta la estación espacial como para enviar astronautas a la Luna. Pero lo cierto es que este último deseo puede que quede solo en eso. En este momento, el Gobierno estadounidense no ha decidido aún qué hará con el programa Constellation, del que el nuevo cohete forma parte.

Ese proyecto fue puesto en marcha por George Bush para enviar de nuevo a seres humanos a la Luna. Pero los asesores de Obama no están muy de acuerdo con él. Lo primero, porque no se le ha dotado nunca de recursos suficientes para conseguir sus objetivos y, lo segundo, porque las miradas se centran cada vez más lejos, en Marte.

A pesar de ello, el Ares I-X está diseñado ya y las pruebas con él siguen adelante. Se trata de un vehículo mucho más parecido a los antiguos cohetes que protagonizaron el programa Apolo que a los actuales transbordadores. El cohete es muy delgado y tiene una altura de cien metros. Un claro contraste con el transbordador, que solo mide 56 metros de alto; y algo más bajo que los Saturno del Apolo, que medían 111 metros.

?Dos minutos en el aire

La prueba que se realizará es un vuelo de dos minutos y medio en el que se comprobará el funcionamiento de los motores. Por esa razón, una parte del cohete es solo una maqueta. Aunque sí son reales los motores y los depósitos de combustible.

Los motores que se probarán la semana próxima son los J-2X, una versión muy modernizada de aquellos J-2 que impulsaron los cohetes Saturno hasta la Luna en las décadas de los años sesenta y setenta del pasado siglo. ?El diseño actual del Ares I-X es muy similar al que acabará teniendo, si se continúa el proyecto, cuando comience su vida útil. La NASA calcula que el cohete podría estar listo para comenzar sus misiones en el 2015. En esa fecha podría transportar carga hasta la estación espacial. Y si todo continuara como está previsto, en el 2020 el cohete estaría preparado para trasladar a la Luna hasta a seis astronautas. Este proyecto le cuesta a la NASA casi 500 millones de dólares. Por eso no es raro que lo traten con enorme delicadeza. Cuando lo trasladaron desde los hangares hasta la rampa de lanzamiento, la operación duró más de siete horas. Y eso que eran menos de seis kilómetros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La NASA probará un cohete de cien metros para sustituir los transbordadores