Científicos españoles descubren los cambios que la alfabetización provoca en el cerebro

El estudio, realizado con ex guerrilleros colombianos, se publica este jueves en Nature, y ayuda a redefinir las regiones cerebrales involucradas en la lectura.


Un grupo de ex guerrilleros colombianos analfabetos reinsertados en la sociedad como objeto de estudio y un equipo de investigadores españoles, británicos y colombianos interesados en ver cómo la lectura moldea el cerebro humano adulto. Con estos mimbres se ha articulado en los tres últimos años un proyecto internacional para estudiar esa transformación y los resultados se publican este jueves en el último número de la revista Nature. El trabajo revela que la densidad de materia gris -allí donde se procesa el pensamiento- y de materia blanca -que facilita las conexiones nerviosas en la anterior- es superior en las personas que aprenden a leer que en aquellas que permanecen iletradas, además de otras alteraciones que en el futuro pueden dar claves para comprender el origen de determinadas disfunciones neurológicas.

Comprender los cambios anatómicos provocados por la alfabetización es un reto mayor de la neurología y otras disciplinas, y también un campo relativamente poco trillado por lo difícil de encontrar grupos de adultos analfabetos homogéneos y cuya evolución se pueda controlar a medida que adquieren capacidad lectora. La mayoría aprendemos a leer de niños, durante un proceso de formación que incluye otras muchas destrezas sociales e intelectuales, y resulta complicado discernir qué cambios cerebrales responden a la lectura y cuáles a otras nuevas habilidades. En el caso de los adultos, ya está dicho, la dificultad estriba en dar con el colectivo adecuado, así que «trabajar con los ex-miembros de la guerrilla de Colombia nos ha proporcionado una oportunidad única para ver cómo cambia el cerebro cuando se adquiere la lectura», explica el responsable del proyecto, Manuel Carreiras, director del Basque Center on Cognition, Brain and Language (www.bcbl.eu).

Los investigadores compararon las imágenes de resonancia magnética del cerebro de veinte ex guerrilleros adultos que habían completado un programa de alfabetización en su lengua nativa, español, con los de otros veintidós guerrilleros adultos analfabetos. Descubrieron que la densidad de materia gris era mayor en varias áreas de ambos hemisferios en aquellos participantes que habían aprendido a leer. Estas áreas, explica Jon Andoni Duñabeitia, investigador de Ikerbasque, fundación orientada al avance de la ciencia en Euskadi, son responsables del reconocimiento de las letras, de la conversión de las letras en los sonidos correspondientes y del acceso al significado de las palabras. La lectura también aumento la densidad de la materia blanca y la fuerza de las conexiones entre estas regiones de materia gris.

Además, detectaron modificaciones en las conexiones desde y hasta un área del cerebro conocida como el giro angular. Se sabe desde hace más de siglo y medio que esta región es importante para la lectura, pero esta investigación muestra que su papel en el proceso de lectura «no se había comprendido correctamente», recalca Carreiras. Antes se creía que el 'giro angular' reconocía las formas de las palabras antes de acceder a los sonidos y a sus significados. En el estudio de Nature se explica, en cambio, que el giro angular no actúa en la conversión del reconocimiento visual de palabras a los sonidos y los significados, sino que está involucrado en el proceso lector y permite anticipar las letras a partir del significado.

Mensaje de móvil

«La visión tradicional ha sido que el giro angular actúa como un diccionario que convierte las letras de una palaba en sonidos y en significados, pero nosotros hemos mostrado que su función es más de carácter predictivo, anticipando letras a partir del significado, más similar a la función predictiva de anticipar letras al rellenar texto en un mensaje de móvil», ilustra Carreiras. Los investigadores también han podido constatar que los cambios cerebrales inducidos por el aprendizaje lector son rápidos y que son perceptibles «con poco tiempo de alfabetización», añade Duñabeitia.

Además de añadir nuevos datos al conocimiento básico de cómo funciona el cerebro humano, estos hallazgos pueden resultar útiles, dicen los autores, para entender las causas de dificultades del aprendizaje de la lectura como la dislexia. Los estudios conocidos con disléxicos muestran que tienen una menor densidad de materia gris y de materia blanca en las mismas regiones cuya densidad se incrementó con la alfabetización en el presente estudio. De ahí que el trabajo del grupo de Carreiras, en el que participan también investigadores del University College London, sugiere que las diferencias cerebrales que se han observado en personas disléxicas, más que la causa, parecen ser una consecuencia de las dificultades en el aprendizaje de la lectura.

El Basque Center on Cognition, Brain and Language es un centro internacional de investigación interdisciplinar para el estudio de la cognición, el cerebro y el lenguaje, ubicado en San Sebastián y fundado por Innobasque, Ikerbasque, la Universidad del País Vasco UPV-EHU y la diputación de Guipúzcoa. Sus responsables confían en que la publicación de este primer trabajo en 'Nature' sea su carta de presentación internacional, aun antes incluso de haber sido oficialmente inaugurado. Asociado a este proyecto figura otro, incluido en el programa Consolider-Ingenio 2010 del Ministerio de Ciencia y Tecnología, para poder delimitar mejor las áreas del cerebro implicadas o relacionadas con la dislexia en niños por medio de exámenes de sus capacidades lectoras y de escritura, análisis de posibles marcadores genéticos de esa disfunción y el uso de neuroimágenes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Científicos españoles descubren los cambios que la alfabetización provoca en el cerebro