El pase de Tommy Hilfiger clausuró la Semana de la Moda de Nueva York


El modisto estadounidense por excelencia, Tommy Hilfiger, mostraba a las ocho de la tarde de ayer en Bryant Park la última de las colecciones de la Semana de la Moda de Nueva York. Atrás quedaron sesenta desfiles, entre ellos los de cuatro españoles: David Delfín, Custo Barcelona, Toni Francesc y Joaquín Trías.

Ya son historia asimismo varios de los desfiles más esperados, como el de una de las diseñadoras favoritas de Michelle Obama, María Pinto, de Chicago, que mostró el miércoles sus modelos por primera vez en la Gran Manzana. O el del siempre rompedor Marc Jacobs, que preparó una colección llena de volantes fuera de la sede oficial de la Semana de la Moda, como es habitual en él.

Todo ha acabado en Manhattan, pero la edición de este año ha dejado una muestra de optimismo refrescante. Colecciones llenas de color en las que minipantalones y minivestidos han sido la tónica general.

Y no hay que olvidar que los tonos que triunfarán la próxima primavera, tras lo visto en la pasarela neoyorquina son el amarillo, el turquesa, el violeta y el coral. Parece que, de momento, los modistos han decidido dejar la crisis atrás.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El pase de Tommy Hilfiger clausuró la Semana de la Moda de Nueva York