«El primero que saque la vacuna se va a forrar»


El Tamiflu es un formidable negocio para el laboratorio Roche, como lo será la vacuna para el primero que la ponga en el mercado. Así lo cree Pablo Vaamonde García, médico de familia en el Centro de Saúde de Labañou (A Coruña) y ex director xeral de la División de Asistencia Sanitaria del Sergas. Vaamonde explica que los antivirales acortan el tiempo de convalecencia y que solo deben ser recetados a los grupos de riesgo. En casos normales, cama, hidratación y antitérmicos.

-¿Por qué se le van a dar antivirales a enfermos de gripe A cuando no es práctica habitual con los de la estacional?

-A ver: la gripe se cura en cama, con reposo, hidratación y antitérmicos para bajar la temperatura. También la gripe A en la mayoría de los casos. Los antivirales se van a reservar para las personas con factores de riesgo. -¿Qué beneficios tiene exactamente el Tamiflu? -Básicamente, acelera un poco la curación, tal vez un par de días. Significa que, en vez de estar afectado una semana, pasas la gripe en cinco días. Pero no es que tenga un efecto milagroso. La verdad es que Tamiflu está haciendo muy rico al laboratorio Roche. Además, el primero que saque la vacuna se va a forrar. Es un negocio enorme. La venta de antivirales y de la vacuna generará unos ingresos muy grandes a la industria al amparo del virus nuevo. -¿Con 34 casos cada 100.000 habitantes, puede hablarse realmente de una incidencia baja de la gripe A? -Sí, la incidencia es baja ahora mismo. Al principio se contaba caso por caso, y ahora, por médicos centinela, un sistema igualmente válido y próximo a la realidad. Vemos casos nuevos semana a semana, pero la incidencia en la población es baja y puede decirse con rotundidad, aunque es verdad que estamos en agosto. -¿También la letalidad? -Sí también es baja. Y los muertos tienen patologías de base, como, por ejemplo, obesidad mórbida. Es llamativo además que no estén muriendo muchas personas mayores. -¿A qué puede atribuirse? -Los mayores se están viendo muy poco afectados, probablemente porque en algún momento de su vida tuvieron algún contacto con un virus muy similar que los ha inmunizado. -A la vista de que la incidencia de la gripe A es por ahora menor que la de la estacional, ¿es excesiva tanta prevención ante una posible epidemia? -Motivo para la alarma social desde luego que no hay, pero sí una obligación de las autoridades de habilitar unos dispositivos específicos. Por si se produjese una incidencia mayor, deben hacer acopio de antivirales para los grupos de riesgo y acelerar el trabajo para conseguir una vacuna eficaz y segura, sin celeridad por sacarla al mercado. Así que, primero, tranquilizar a la población; segundo, determinar claramente los grupos de riesgo; tercero, preparar estrategias de protección de los colectivos más vulnerables, como el personal de centros educativos y hospitales, y cuarto, tenerlo todo previsto para emergencias si aumenta la incidencia. Pero creo que tanto el ministerio como la consellería lo están haciendo bien. -¿Los ciudadanos están trasladando su preocupación a los médicos en los centros de salud? -La gente pregunta, pero nada más. Los sanitarios estamos muy tranquilos y no tenemos sobrecarga, colapso ni mayor número de personas contagiadas. Eso sí, ahora se adelantará la campaña de vacunación de la gripe común, a la espera de que a finales de año llegue la del virus A, y eso obligará a duplicar las vacunaciones, pero no tiene por qué ser un problema. -¿Cuándo llegará a Galicia la epidemia? -La gripe, al menos la estacional, no suele venir a Galicia hasta diciembre o enero. Ahí es cuando hay una onda que trae el mayor número de casos, los picos altos. Entonces se verá de verdad la incidencia que tiene. Por ahora, la letalidad de la estacional es similar o superior a la de la gripe A.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

«El primero que saque la vacuna se va a forrar»