«Gaspar» se atiborra de navajas en la ría de Corme y Laxe

Los mariscadores en un principio se entretuvieron con el animal, pero al final acabó convirtiéndose en una molestia que les impedía trabajar.

C. V. G.

El delfín más famoso de las costas gallegas continuó ayer su periplo por la ría de Corme y Laxe. A mediodía aún estuvo jugando con los niños en la zona portuaria, tal como había hecho el lunes hasta bien entrada la noche.

A medida que avanzaba la tarde se fue desplazando en dirección a Laxe, donde fue visto por varios marineros y vecinos. El mamífero, que destaca entre los de su especie por la facilidad que tiene para tratar con los humanos, se encontró con un grupo de profesionales de la pesca submarina que se encontraban recogiendo navaja.

Los mariscadores en un principio se entretuvieron con el animal, pero al final acabó convirtiéndose en una molestia que les impedía trabajar e incluso les obligó a abandonar la tarea y regresar a casa.

Las responsables de la insistencia del delfín fueron las navajas. Los buzos acostumbran a desechar aquellas a las que se les parte la concha durante la extracción y no son comercializables. Sin embargo, para Gaspar, este marisco que los submarinistas no aprovechan es un auténtico manjar y no dejó pasar la oportunidad. Estuvo siguiendo los pasos de los mariscadores durante buena parte de la tarde en busca de la comida. Incluso llegó a protagonizar un incidente que se saldó con uno de los trabajadores lesionado leve. Según comentó el propio afectado, Gaspar no supo controlar su ímpetu y le produjo un fuerte hematoma en un brazo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
25 votos

«Gaspar» se atiborra de navajas en la ría de Corme y Laxe