El 11% de los españoles sólo utiliza desodorante durante el verano

Según el estudio sobre el sudor, elaborado por el Centro de Investigación y Desarrollo de desodorantes de Unilever, existen diferentes tipos de sudoración en función del sexo y la edad.


Un estudio sobre el sudor, promovido por una de las compañías mundiales más importantes de higiene cosmética, señala que un 11 por ciento de la población española sólo utiliza el desodorante en la época estival.

Según este trabajo, elaborado por la empresa Univiler con datos recogidos por la consultora TNF por medio de 600 entrevistas, a pesar de que España es uno de los países donde se registran las temperaturas más elevadas de la UE, sus ciudadanos hacen menos uso del desodorante (6 veces a la semana) que la media europea (6,5), se señala en un comunicado.

Según el estudio, elaborado por el Centro de Investigación y Desarrollo de desodorantes de Unilever, existen diferentes tipos de sudoración en función del sexo y la edad.

Por ejemplo, revela que los hombres sudan hasta un cincuenta por ciento más que las mujeres (aunque sean menos partidarios de utilizar los desodorantes), y los jóvenes segregan también más que las personas mayores.

La investigación pone de manifiesto que a medida que el cuerpo envejece, el ciclo de sudoración varía, ya que mientras los recién nacidos nacen con glándulas sudoríparas que no comienzan a activarse hasta las dos semanas de vida, en la pubertad el cuerpo alcanza la máxima tasa de sudoración, pues es entonces cuando se activan la glándulas sudoríparas apocrinas, causantes del mal olor.

Los bebés, los niños y las personas mayores son los que menos sudan, y los que tienen más problemas para afrontar el calor, puesto que su cuerpo dispone de menos recursos para adaptarse y compensar el contraste de temperaturas, indican las mismas fuentes.

En circunstancias normales, el cuerpo humano suda un litro de agua al día, aunque con una sobreexposición al calor o por un esfuerzo físico elevado puede llegar a desprender hasta 10 litros de agua, aunque las personas no sean conscientes de ello, ya que en su mayor parte se evapora.

No obstante, hay zonas del cuerpo, como las axilas, que carecen de ventilación, donde el sudor provoca más «estragos», llegando a provocar mal olor.

El hombre es uno de los animales que más suda, casi la misma cantidad que un caballo o un camello, explica el informe, y lo hace más cuando está de pie que sentado, y en mayor cantidad por la tarde que por la mañana.

Este último hecho se debe a que el cuerpo humano está más relajado al despertarse y, a medida que transcurre el día y aumenta la actividad física y la carga de emociones, segrega más sudor.

Otra de las curiosidades que confirma el estudio es que el cuerpo cuenta con una axila que suda más que la otra, debido a que siempre hay un brazo que se utiliza más, y que por lo tanto realiza más esfuerzo físico.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

El 11% de los españoles sólo utiliza desodorante durante el verano