Un coche sin tubo de escape

Nissan presenta el Leaf, un vehículo totalmente eléctrico movido por baterías de litio-ión que será lanzado en el 2010


El constructor japonés Nissan desveló el pasado domingo su primer modelo de coche totalmente eléctrico, el Leaf, primer paso de su nueva estrategia centrada en el desarrollo de vehículos no contaminantes. El Leaf fue presentado por el brasileño Carlos Ghosn, presidente de Nissan y de su aliado francés Renault, en la inauguración de la nueva sede social del grupo japonés en Yokohama.

Este automóvil de talla media y de diseño muy parecido a los de motor de combustión está equipado con una batería de litio-ión que, según Nissan, permite recorrer más de 160 kilómetros sin recarga. Su velocidad máxima es de 140 kilómetros por hora.

Nissan prevé comercializar el modelo a partir de finales del 2010. Ya ha firmado 27 acuerdos de cooperación con países (entre ellos Israel y Dinamarca) o colectividades locales, a fin de crear una red de estaciones de carga de baterías.

El Leaf inaugura «una nueva era en la industria automotriz», declaró Ghosn. Se trata de un coche «totalmente neutral para el medio ambiente, sin tubo de escape y sin motor de combustión de carburante: tan solo una energía silenciosa y eficaz aportada por baterías litio-ión de nuestra propia fabricación», destacó el empresario.

La batería puede cargarse en casa, en un enchufe, en ocho horas. En las estaciones de servicio, podrá recargar el 80% de su capacidad en media hora. Su autonomía fue calculada en base a estudios que muestran, por ejemplo, que el 90% de los estadounidenses conducen menos de 160 kilómetros por día.

Según Ghosn, el precio del Leaf será similar al de un vehículo de combustión, aunque la recarga de la batería costará menos que llenar el tanque con gasolina.

Nissan pretende lanzar a medio plazo una gama completa de vehículos eléctricos y apuesta por una demanda creciente gracias a las ventajas fiscales de los Gobiernos para la compra de coches limpios y al alto coste del petróleo.

Sus competidores Mitsubishi Motors y Subaru también lanzaron recientemente dos pequeños coches eléctricos, el iMiEV y el Stella, respectivamente. Pero, según Ghosn, los proyectos son muy diferentes. «No tenemos la misma visión del mercado. Nosotros no vemos los coches eléctricos como un nicho del mercado, sino como un mercado de masas que llegará a representar más del 5% de las ventas mundiales», asegura.

Toyota y Honda prefirieron desarrollar modelos híbridos (carburante y electricidad), que en los últimos años han tenido muy buena aceptación.

Ghosn sostiene que la diferencia entre el coche 100% eléctrico y el híbrido es como la que existe «entre fumar un poco y no fumar».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Un coche sin tubo de escape