«Claro que hay marcha atrás», advierte el comité de empresa


«Claro que hay marcha atrás. Y nosotros vamos a trabajar para ello, porque lo que ha hecho el Gobierno es un ataque contra todos los trabajadores del sector nuclear en España», aseguró ayer con contundencia a La Voz el presidente del comité de empresa de la central nuclear de Garoña, Alberto César González, que cuenta con cerca de mil empleados.

«Vamos a seguir trabajando ?-añadió- para que este Gobierno u otro dé vida a Garoña hasta el 2019, tal y como aprobó en una decisión técnica el Consejo de Seguridad Nuclear, cuando la que ha tomado el Gobierno ha sido una decisión exclusivamente política». González destacó que la última recarga de combustible se hará en marzo del 2011, por lo que «estará trabajando a pleno rendimiento hasta el 2013». En este sentido, advirtió que en ese tiempo no existe ningún impedimento técnico para mantener la continuidad de la planta, bien porque el actual Gobierno rectifique su postura o porque uno nuevo la mantenga. «En Europa incluso se han puesto en marcha centrales que llevaban tres o cuatro años paradas» subrayó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Claro que hay marcha atrás», advierte el comité de empresa