Vicente Ferrer, un ángel español para la India

EFE

SOCIEDAD

19 jun 2009 . Actualizado a las 09:23 h.

Convertido en un ángel para millones de indios, el filántropo español Vicente Ferrer, fallecido el jueves a las 23.15 GMT a los 89 años, dedicó su férrea voluntad y utópica rebeldía a algo que muchos consideran imposible: acabar con la pobreza en la India.

«Espera un milagro» rezaba en 1969 un cartel colgado de una pared desamparada en lo que sería su casa, en el depauperado distrito sureño de Anantapur, donde hoy murió, según la biografía oficial ofrecida por su fundación.

Y el milagro finalmente llegó en el mismo edificio, transformado en el cuartel general de una ONG que ya en el siglo XXI cubre 2.278 pueblos en el estado de Andra Pradesh y beneficia a más de 2,5 millones de personas.