La crisis aumenta en dos millones la venta de envases de ansiolíticos

En el 2008 se expendieron con receta médica 47 millones de unidades de estos medicamentos


Economía y depresión. Dos sustantivos que siempre se evita colocar en la misma oración. Y más en época de turbulencias económicas. Tanto es así que un estudio de la London School of Economy asegura que compensa subvencionar sistemas de atención para este trastorno porque se financiarían con las pérdidas económicas que suponen los síntomas depresivos. En España, la actual situación financiera ha traspasado el parqué del Ibex 35 y se ha instalado en las consultas de los psicólogos y en las farmacias. Solo en el 2008, la cifra de ventas de ansiolíticos con receta médica ascendió a 47.000.000 de envases, dos millones más que hace un año. El aumento del consumo de estos medicamentos va en sintonía con el incremento de personas que deciden recibir ayuda profesional para superar algún tipo de trastorno mental.

En una coyuntura de crisis económica, este tipo de cuadro depresivo es más común entre los hombres. Para Manuel Lage, psicólogo clínico, esta circunstancia atiende al papel de protector que asume el padre. «Los seres humanos siempre hemos vivido con una estructura social determinada, los hombres eran los cazadores y las mujeres quienes preparaban los alimentos, y esa estructura se mantiene», añade. Curiosamente, los estudios generales señalan una mayor incidencia de demanda de ayuda entre las mujeres frente a la reticencia de los varones a recibir asistencia psicológica. Sobre todo cuando se trata de un trastorno común como es la depresión o la ansiedad. «No es tanto en el número de problemas que tienen los hombres sino la forma de afrontarlos», subraya Fernando Márquez, jefe de sección del área de Salud Mental del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña.

La cifra de trastornos depresivos que la crisis produce en la actualidad, cuando se pierde empleo a una velocidad de miles de puestos por día, no se conocerá hasta finales del año próximo, pero los expertos coinciden en que habrá un incremento significativo. Hasta ahora, el programa de referencia de toda la comunidad científica europea que atiende al estudio de trastornos mentales situaba a España en el nivel más alto de salud mental positiva, un concepto que hace referencia a las habilidades que se tienen para adaptarse a una adversidad. El impacto de la crisis podría desbancar a España de ese primer puesto. Y los datos para el futuro a largo plazo no son más esperanzadores. Según un informe de la Organización Mundial de la Salud, en el 2020 los síntomas depresivos serán la principal causa de incapacidad, por encima de las enfermedades cardiovasculares. « La solución pasa por que los niños reciban una educación emocional y que aprendan a distinguir qué es lo importante en la vida. Esta crisis debe hacer reflexionar al ser humano», indica Lage. Y ya lo dijo Albert Einstein: «En las crisis es donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis, todo es viento, es caricia».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

La crisis aumenta en dos millones la venta de envases de ansiolíticos