Campaña de Francia contra la mezcla de tintos y blancos para elaborar vino


El ministro de Agricultura francés, Michel Barnier, regaló ayer a sus homólogos de los otros 26 países comunitarios dos botellas de vino rosado, en un intento desesperado de frenar una decisión de la UE que permitirá la mezcla de tintos y blancos -una práctica llamada coupage - para elaborar cualquier tipo de caldos.

Actualmente está prohibido ese método para los vinos de mesa (en España se permitió hasta el 2004), aunque sí pueden emplearlo los caldos con denominación.

Barnier subrayó la necesidad de «preservar la producción tradicional y de calidad», y aseguró que ese método propiciará la «fabricación de falso rosado».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Campaña de Francia contra la mezcla de tintos y blancos para elaborar vino