Un científico gallego descubre el linaje genético de los vascos

SOCIEDAD

La población de Euskadi mantiene una variante propia y única en el mundo, el H2a5, originada hace 15.000 años

02 abr 2009 . Actualizado a las 02:00 h.

El ADN guarda el secreto de la historia evolutiva de las poblaciones humanas. Cada cambio se registra en la memoria del genoma, a través del que se puede leer las migraciones que experimentaron los pueblos, sus conquistas o los sucesivos mestizajes. Algunas, debido fundamentalmente a su grado de aislamiento, conforman perfiles genéticos propios, linajes únicos que no se encuentran en ninguna otra parte del mundo. Y uno de ellos es el que define a la población del País Vasco, que cuenta con una secuencia genética única correspondiente al haplogrupo H2a5.

Esta diferencia es la que acaba de encontrar una investigación dirigida por un gallego, Antonio Salas, de la Unidade de Xenética Forense de la Universidade de Santiago y miembro del departamento de Anatomía Patolóxica e Ciencias Forenses, en un trabajo que hoy recoge la revista científica PloS ONE. Los científicos llegaron a esta conclusión tras analizar el ADN mitocondrial -el que se transmite a través de la madre- de 518 individuos de Galicia, Cataluña, Cantabria, el País Vasco y el País Vasco Francés, que a su vez compararon con muestras de la población mundial recogida en las bases de datos ya existentes.

El análisis del genoma ha permitido trazar el recorrido histórico del último período glaciar, conocido como Último Máximo Glacial, ocurrido hace unos 20.000 años. Fue una época de intenso frío en Europa que obligó a las poblaciones a buscar zonas de refugio más cálidas y con recursos que permitieran la subsistencia. Uno de estos fue la zona que hoy en día está comprendida entre Cantabria y el País Vasco Francés y Español. El estudio describe en esta área varios linajes genéticos que tienen allí su origen, el V, H3, H5 y H1, y que presentan un patrón de variabilidad genética inequívoco de un foco de expansión: niveles elevados de diversidad génica y alta prevalencia . El origen de estos linajes data de hace entre 11.000 y 12.000 años, solo que su marca, aunque con menor frecuencia y diversidad, se puede encontrar hoy en día en otras zonas de España y del mundo debido a nuevos procesos de migración de estas poblaciones. El único que no se ha encontrado en ningún otro lugar del mundo, o al menos después de corroborarlo en las bases de datos mundiales existentes, es el linaje autóctono vasco, exclusivo de la Euskadi actual, asociado al haplotipo H2a5, que es incluso más antiguo que el resto de los tipos posglaciares, ya que data aproximadamente de hace 15.000 años.