Los gallegos tienen genes más afines a los húngaros que a los andaluces

Los investigadores compararon 216 muestras de la población autóctona con otras del continente


Los gallegos somos diferentes, pero no tanto. Al menos desde el punto de vista genético, en el que un nuevo estudio elaborado por el Laboratorio de Antropología de la Facultad de Biología de la Universidade de Santiago, en colaboración con el de Vigo, confirma que la población gallega sí presenta unas peculiaridades propias, pero, en conjunto, es mayor la suma de similitudes con otras poblaciones del resto de España y de Europa. «Tenemos algo genético propio que nos caracteriza y tipifica como población con cierta claridad, pero tampoco es algo exagerado», confirma el catedrático de Antropología Biológica Tito A. Varela, principal responsable de un trabajo cuyas conclusiones han sido publicadas en la revista científica BMC Genetics .

Los científicos han analizado, en una muestra de 216 gallegos, doce marcadores genéticos pertenecientes a la familia de secuencias Alu. Cada elemento Alu está constituido por un segmento de ADN nuclear no codificante, de aproximadamente 300 pares de bases, que apareció hace 65 millones de años, y que únicamente comparten los humanos con los restantes primates. Su inserción y posterior evolución en el genoma constituye un carácter molecular, probablemente el más relevante, para el estudio de la dinámica de las poblaciones.

Los resultados se compararon con los obtenidos en otras poblaciones españolas, como Cataluña, País Vasco y Andalucía, y con los de otros países europeos y del norte de África. ¿Y cuál es la conclusión? Galicia, a pesar de su aislamiento y de encontrarse en el extremo occidental de Europa, ocupa una posición intermedia en relación con otras poblaciones europeas en general e ibéricas en particular. «Esto confirma -recoge el estudio- el importante papel que los movimientos migratorios han tenido en el pool genético europeo, al menos desde los tiempos del Neolítico».

Similitudes

Pero dentro de estas generalidades sí se pueden apreciar particularidades que, por ejemplo, agrupan a los gallegos, desde un punto de vista del perfil genético, con las poblaciones del occidente y centro de Europa más que con las del este del Mediterráneo y norte de África. Si se sigue afinando, los investigadores encuentran más similitudes genéticas entre gallegos, franceses, alemanes y húngaros que entre gallegos, andaluces y vascos. «Somos más afines genéticamente, teniendo en cuenta estos marcadores, a franceses, alemanes y húngaros que a los andaluces», constata el investigador Tito Varela.

Votación
105 votos

Los gallegos tienen genes más afines a los húngaros que a los andaluces