«Estamos en inferioridad de condiciones respecto a cualquier otra profesión»

SOCIEDAD

Presidente del Colexio Profesional de Enxeñaría en Informática de Galicia

21 nov 2008 . Actualizado a las 10:34 h.

Más de 4.000 ingenieros informáticos gallegos salieron el miércoles a la calle para pedir que se regulen legalmente sus competencias, para poder estar en la misma situación que otras ingenierías. Para Fernando Suárez Lorenzo (Ferrol, 1973), el panorama actual es malo, pero todavía puede ser peor cuando se comience la adaptación al nuevo espacio europeo de enseñanza superior.

-¿Cuándo comenzó realmente este problema?

-Pues desde que comenzó a impartirse esta titulación. Hay una ley muy antigua que rige las regulaciones de las profesiones. Dicha ley tenía que haberse modificado para incluir a los ingenieros informáticos, pero, hoy por hoy, todavía no se ha hecho, y estamos en inferioridad de condiciones con cualquier otra profesión. No hay ninguna norma que limite el acceso de cualquiera a un trabajo de ingeniero informático.

-¿Qué es lo que piden?

-Lo que reclamamos es que se regule legalmente nuestra profesión, ya que hay ciertos campos de la informática que tienen que ser desarrollados por ingenieros informáticos. Es decir, entendemos que hay varios campos que deben limitarse a los ingenieros informáticos. Esto no quiere decir que no haya campos para otros ingenieros, pero queremos restringir nuestro sector. No es una decisión egoísta, sino que intentamos acabar con los fallos informáticos.

-¿De quién depende la solución del problema?

-Aquí está el problema, y es que hay muchos actores implicados, y unos se pasan la pelota a otros. Desde la parte académica, el director general de Universidades entiende la problemática y está forzando una salida a esta situación, pero es que, además del Ministerio de Educación y Ciencia, están implicados el de Industria y el de Economía, y este último es el que rige la regulación de las profesiones.

-¿La adaptación al proceso de Bolonia agravará todavía más la situación?

-Sí, porque, como es una titulación que no está regulada, cada universidad puede decidir establecer unos estudios informáticos en función de sus necesidades, con lo que se creará una mayor confusión, y la ingeniería informática como tal no va a tener sentido, va a desaparecer. Con el acuerdo de Bolonia el tiempo corre en nuestra contra, y consideramos que ya se acabó el tiempo del diálogo, hay que conseguir compromisos concretos ya.