La nave «Jules Verne» finaliza su misión en la estación espacial y se desintegra al llegar a la atmósfera


El vehículo espacial europeo Jules Verne finalizó ayer «con éxito» su primera misión de aprovisionamiento de la estación espacial internacional (ISS) al desintegrarse a su entrada en la atmósfera. El Jules Verne, que había sido objeto de una maniobra final para sacarla de su órbita y provocar su desaceleración, penetró en la atmósfera a 120 kilómetros de altitud por encima de una zona totalmente deshabitada en el Pacífico Sur y se deshizo a 75 kilómetros de altura, según explicó la Agencia Espacial Europea (ESA).

Los fragmentos de esta nave de carga cayeron en el océano Pacífico doce minutos más tarde, precisó la ESA en un comunicado.

Este vehículo de carga había sido lanzado el pasado 9 de marzo por el cohete europeo Ariane-5 y llevaba seis toneladas de provisiones y material para la ISS, a la que ha estado amarrado durante cinco meses.

Las provisiones eran esencialmente víveres, trajes, piezas de recambio y otros elementos, a los que se sumaban los ergoles utilizados para elevar la órbita de la ISS.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La nave «Jules Verne» finaliza su misión en la estación espacial y se desintegra al llegar a la atmósfera