Mueren 14 bebés incluidos en el ensayo de una vacuna en Argentina


La muerte de 14 bebés sometidos a un protocolo para el desarrollo de una vacuna contra el neumococo ha desatado una polémica en Argentina sobre los métodos de captación de los niños. Médicos, familiares de las víctimas y ex funcionarios denunciaron que algunos profesionales involucrados en esta investigación aplican la vacuna experimental sin facilitar suficiente información previa a los padres, utilizan recursos públicos y «no incorporan testigos imparciales durante el trámite de aceptación», tal como exigen las normas sanitarias.

Se trata del protocolo Compas, del laboratorio belga GlaxoSmithKline (GSK), que también desarrolla el programa en Colombia y Panamá, y pretende realizar pruebas con 14.000 niños argentinos.

Desde el inicio de la tercera y última fase de la investigación, el año pasado, han muerto 14 bebés en el norte argentino (dos en San Juan, cinco en Mendoza y siete en Santiago del Estero, donde más del 34% de la población no rebasa el umbral de pobreza).

«Lamentamos los fallecimientos que se han producido en el marco del estudio», señaló el laboratorio, que destacó que las víctimas fueron evaluadas «exhaustivamente», tuvieron «un diagnóstico médico concreto» y no se hallaron casos relacionados con la vacuna. Además, según GSK, se observó «una reducción significativa» de los decesos de los participantes respecto al índice de mortalidad infantil del país.

Sin embargo, el presidente de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de Argentina (Fesprosa), Jorge Yabkowski, denunció que «en Santiago del Estero hay un reclutamiento no ético: se aprovechan de madres pobres a quienes no les dicen que sus hijos van a ser sometidos a un protocolo, las hacen firmar sin leer e incluso las amenazan si quieren abandonar el estudio».

La polémica ha llevado a los diputados Hugo Perié y Fabián Peralta a solicitar informes al Gobierno sobre las denuncias realizadas y los controles de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), encargada de regular la investigación médica.

Portavoces de Anmat no han detectado irregularidades y han descartado la vinculación de las muertes con la investigación, aunque admitieron «algunas dudas» sobre la imparcialidad de los testigos. La Anmat pidió al laboratorio información sobre cuántos bebés fallecidos fueron vacunados, ya que el estudio incluye un grupo de control que no recibe la aplicación, aunque el dato se mantiene bajo reserva. «Ni siquiera los padres saben si sus chicos reciben la vacuna. No estamos contra la investigación, pero hay un mal manejo ético», advirtió Ana María Marchese, del Hospital Eva Perón, en Santiago del Estero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Mueren 14 bebés incluidos en el ensayo de una vacuna en Argentina