Un Scirocco, un Bocanegra y un Mégane con «alas de gaviota»

El grupo Volkswagen protagoniza las principales novedades de una de las citas más relevantes del mercado del automóvil


Ginebra abrió ayer las puertas de su salón internacional del automóvil para mostrar las novedades de la temporada primaveral europea. Sin duda alguna, el protagonismo se lo reparten las marcas de nuestro continente con coches hechos a medida del público más exigente del mundo.

El grupo Audi Volkswagen es el que acapara las novedades más interesantes en los expositores de sus cuatro marcas, Audi, Volkswagen, Seat y Skoda. La casa matriz Volkswagen nos mostró ya la configuración definitiva de su Scirocco, un deportivo de cuatro plazas con tres puertas que reedita el mítico modelo de hace treinta años, pero ahora más grande y capaz. Fue una de las grandes novedades de Ginebra porque será un coche que alcance un volumen de ventas alto.

En el puesto de Seat también tenían novedad. Bajo el nombre de SportCoupé Bocanegra se presenta lo que a priori puede ser el nuevo Ibiza que este mismo año llegará a los concesionarios. Esta versión de dos puertas ha retomado el nombre Bocanegra, con claras reminiscencias al pasado de Seat en la competición. La otra gran novedad del grupo alemán era el Audi A4 Avant, la versión familiar que llegará en las próximas semanas a los concesionarios para completar la colección de la berlina media de la marca.

Fuera ya del grupo alemán, Ford traía a Ginebra la otra gran novedad del salón: la versión definitiva del Fiesta, que solo tiene del modelo anterior el nombre y que supone, por fin, la renovación del que fue el modelo más popular de la marca del óvalo.

El Fiesta toma inspiración en el Mazda 2, con el que comparte plataforma, y estará antes de fin de año en los concesionarios.

Tampoco Renault quiso dejar pasar la oportunidad de recordarnos que el próximo año será el del nuevo Mégane y para que vayamos abriendo boca traía a orillas del lago Leman un concept car con unas puertas en forma de alas de gaviota que evidentemente no tendrán ninguna posibilidad en la serie. Quédense solamente con los rasgos generales de lo que será el futuro de la marca.

Con menos fuerza, la firma Lancia resucitaba otra leyenda del pasado, al menos en su nombre, con el nuevo Delta, que le hace mucha falta a la gama italiana. Mitsubishi también se dejaba ver con el Lancer Proto 2 e Infiniti, la marca de lujo de Nissan (a imagen de Lexus con Toyota), hacía su puesta de largo en este salón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Un Scirocco, un Bocanegra y un Mégane con «alas de gaviota»