El campo gallego perdió en dos años 122 millones por eventos meteorológicos anormales


Los fenómenos meteorológicos poco habituales que padeció la comunidad gallega en el 2007 y en el 2008 costaron a la agricultura y a la ganadería unos 122 millones de euros. El sindicato Unións Agrarias realizó un estudio en el que calculó estos costes por las sequías del verano del 2006 y el otoño del 2007, y las heladas del otoño del pasado año. En la última primavera, por ejemplo, la humedad y las altas temperaturas favorecieron la proliferación de hongos que ocasionaron una reducción de más del 30% en la cosecha de la uva.

Esta situación ha llevado al sindicato a organizar un congreso sobre medio rural, agricultura y cambio climático en el que tratará de determinarse a qué escenarios tendrá que enfrentarse el sector en Galicia. Cristina Narbona, ministra de Medio Ambiente, fue la encargada de inaugurar estas jornadas, en las que recordó que la previsión es que en los próximos 50 años las precipitaciones se reduzcan en Galicia un 10%, alternando períodos de fuertes lluvias con otros de sequía.

Vicente Pérez Muñuzuri, director de MeteoGalicia, recordó que la temperatura media en Galicia desde los años sesenta ha aumentado de promedio 0,18 grados por decenio, con mayor incidencia en la Galicia norte y la zona atlántica. En la primera mitad del siglo XXI, habrá un descenso del 5% en las precipitaciones de la zona norte de España, que a partir de la segunda mitad podrán subir hasta el 20%. Muñuzuri indicó que esto provocará un cambio de cultivos y se incrementarán los incendios forestales.

Por su parte, Fernando Burgaz, director de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios, explicó que los efectos del cambio climático provocarán un aumento de la incidencia de fenómenos extraños y dificultad para trasladar a los asegurados el necesario incremento de tarifas, pero no matizó si subirán los seguros o en qué porcentaje. Burgaz recordó que Galicia tiene menor tasa de seguros agrarios que otras comunidades con mayor incidencia de fenómenos extraños.

Francisco Díaz Fierros, catedrático de Edafología, explicó en su ponencia que, si se cumplen las previsiones existentes, se expandirá el área del viñedo en Galicia y las zonas del interior tendrán en el horizonte de los años 2050-2070 el clima que tiene la Beira Alta, la parte central del norte de Portugal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El campo gallego perdió en dos años 122 millones por eventos meteorológicos anormales