Los estadounidenses gastan 41.000 millones de dólares al año en sus mascotas

Efe

SOCIEDAD

Ya hay más de 71 millones de hogares que cuentan con uno o varios animales de compañía.

16 feb 2008 . Actualizado a las 12:55 h.

El amor por los animales de compañía les cuesta a los estadounidenses 41.000 millones de dólares al año, una cifra que ha ido en aumento en las dos últimas décadas y que sitúa a la industria de las mascotas entre las más saludables de Estados Unidos.

La multimillonaria cifra que baraja la Asociación Estadounidense de Fabricantes de Productos para Animales Domésticos (APPMA, por sus siglas en inglés) refleja la inversión en el 2007 de los dueños de las mascotas en Estados Unidos, donde ya hay más de 71 millones de hogares que cuentan con uno o varios animales de compañía.

Los estadounidenses dedican año tras año mayor esfuerzo y dinero para que sus «mejores amigos», ya sean gatos, perros o reptiles, tengan todas las necesidades cubiertas, como muestra el aumento de las cifras de la APPMA en más de un 120% desde 1994.

Son muchos los que hablan del «idilio amoroso» que viven los estadounidenses con sus mascotas y los que relacionan el buen momento de esa industria con la «humanización» de los animales de compañía desde hace tiempo.

«Hay muy pocas industrias que crezcan tan rápido como la de las mascotas. Los estadounidenses dedicamos más dinero a los animales que a la música, el cine o los videojuegos», explicó hoy a Efe Kristen Levine, experta en animales de compañía y presidenta de una agencia de comunicación centrada en asuntos relacionados con las mascotas.

Testigo de ello han sido esta semana Nueva York, donde la 132 edición de la muestra canina Westminster Kennel Club dejó pequeño al Madison Square Garden de Nueva York, con capacidad para 20.000 personas en su elección del mejor perro del año, y San Diego (California), donde se celebró Global Pet Expo, la mayor feria dedicada al sector y una de las que más ha crecido en todo el país.

Para Levine, hay «muchas razones» para ese crecimiento, entre las que destaca el hecho de que «la generación del 'baby boom' en Estados Unidos, que ha llegado a los sesenta, ya no tiene a sus hijos en casa y cuenta con dinero, necesita cuidar de alguien y se vuelca en sus mascotas».

«Son sus nuevos hijos, a los que miman y cuidan. Además, también hay que tener en cuenta que, en zonas urbanas, muchas parejas adoptan animales para entrenarse antes de tener hijos, por lo que también las mascotas suponen las mismas responsabilidades que los niños», explicó.