Madrid Fusión cierra con la unión de las cocinas locales y globales

Efe

SOCIEDAD

25 ene 2008 . Actualizado a las 02:00 h.

El más veterano de la cocina de vanguardia en España, Juan Mari Arzak, junto con el representante de una nueva saga de cocineros, el madrileño David Muñoz, coincidieron en el cierre de la cumbre gastronómica Madrid Fusión haciendo gala de la creatividad a través de la fusión de lo global y lo local.

Para Arzak, la fusión consiste en «adaptar cosas que te ofrecen diferentes países para tu propia cocina», mientras que para el representante de la quinta saga de cocineros de vanguardia es «la mezcla de dos culturas para obtener su esencia».

El cocinero vasco cerró la última sesión de Madrid Fusión pidiendo «respeto» y «comprensión», ya que desde 1976 está luchando por demostrar que, en la cocina, «cada uno haga lo que le parezca mejor».