El vertido procedente del barco hundido en Ibiza llega al límite del parque natural de Ses Salines


la voz | redacción

El fuel vertido por el mercante Don Pedro , hundido el pasado miércoles frente a las costas de Ibiza, ha alcanzado el límite del parque natural de Ses Salines. «En estos momentos, la mancha ha llegado hasta Sal Rossa, que es el límite de la zona litoral del parque natural y ahí están tanto las barreras como las embarcaciones de menor tamaño que trabajan para recoger el combustible directamente del mar», según explicó la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona.En las inmediaciones se han desplegado más barreras absorbentes para recoger el carburante y está trabajando el buque anticontaminación Clara Campoamor y otros barcos de menor envergadura para recuperar el máximo fuel y el gasoil derramado de las 150 toneladas que se cree que contienen los tanques del mercante siniestrado. «Estamos intentando evitar que la contaminación llegue a las playas del parque», manifestó Narbona. A pesar de que el pasado viernes se dieron por cerradas todas las fisuras del buque hundido, el sábado se localizaron tres nuevas fugas, dos de combustible y una de aceite hidráulico. Los buzos, entre los que se encuentra un equipo especial procedente de la base de Salvamento de A Coruña, seguían intentado sellar por completo los escapes del navío.«Absoluta normalidad»En tierra continúan los trabajos de limpieza de las tres playas afectadas hasta el momento por el vertido. El Consejo Insular de Ibiza, el Gobierno insular, restó importancia a la contaminación, al destacar que «la situación es de absoluta normalidad en el 94% de las playas de la isla de Ibiza». «En los próximos días se normalizará la situación en el 6% restante», anunció en un comunicado el organismo oficial. «De los 255 kilómetros de costa de la isla, sólo 5 kilómetros se han visto afectados», se recoge en la nota, que también insiste en el hecho de que el daño en las playas es mínimo.«Por todo lo expuesto anteriormente, el Consejo Insular de Ibiza quiere remarcar que no hay ninguna razón objetiva para la cancelación de las reservas de viajes a Ibiza, ni de preocupación para los turistas que se encuentran en la isla o los que tengan previsto venir en los próximos días», aseguran los representantes del Gobierno de la isla. Hasta el puerto de Ibiza ya se ha desplazado el buque Jacomina, que será el encargado de succionar el fuel una vez se hayan cerrado las grietas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El vertido procedente del barco hundido en Ibiza llega al límite del parque natural de Ses Salines