El compañero de Érika Ortiz la encontró muerta en su cama

La hermana de doña Letizia había dejado a su hija la noche anterior con una vecina Fuentes policiales indicaron que junto al cadáver se hallaron pastillas contra la depresión


madrid

Érika Ortiz Rocasolano, de 31 años, hermana menor de la Princesa de Asturias, falleció ayer en su domicilio madrileño del barrio de Valdebernardo, que era el piso donde residía doña Letizia antes de prometerse con el príncipe Felipe. La hermana menor de la princesa fue hallada muerta en su cama sobre las 11.30 de la mañana por su compañero sentimental. La joven, que padecía desde hacía tiempo una fuerte depresión y estaba en tratamiento por estrés y ansiedad, se había reincorporado hacía poco a su trabajo, pero el viernes pidió dos días de permiso. Algún bote de los medicamentos que tenía prescritos fue hallado vacío. Según fuentes policiales, el martes por la noche, Érika dejó a su hija Carla, de 6 años, en casa de una vecina para que ésta la llevara al colegio ayer, algo que hacía con frecuencia. Por la mañana, sobre las once y media, llamó al timbre su actual compañero sentimental. Al no recibir respuesta se alarmó y entró con su llave. El novio encontró a Érika Ortiz tendida en la cama de su dormitorio. Enseguida llamó a la policía. Junto al cadáver, según estas mismas fuentes policiales, había varias cajas de medicamentos contra la depresión. Los primeros en llegar a la casa fueron sus padres, Jesús Ortiz y Paloma Rocasolano; ambos estaban trabajando y al recibir la noticia dejaron sus respectivos puestos a toda prisa sin hablar con nadie.«Respeto y prudencia»Fue la propia familia de la fallecida quien informó a la Casa del Rey de la muerte de Érika. Poco después, la Corona emitió un comunicado en el que solicitaba -por petición de los Ortiz Rocasolano- «respeto y prudencia». Los Príncipes de Asturias recibieron la noticia en su residencia oficial, donde permanecieron todo el día. Don Felipe decidió suspender su agenda, y ninguno de los dos salió del recinto en todo el día.La noticia se dio a conocer a las 14.00 horas, y a primera hora de la tarde llegó la titular del juzgado de instrucción número 12 de Madrid, en turno de guardia, para firmar el levantamiento del cadáver, que entró en el Instituto Anatómico Forense después de las cinco; allí se le iba a efectuar a autopsia, sobre la que pesará el secreto de sumario. El entierro posiblemente será en Asturias, ya que Érika estaba muy unida a su abuela, Menchu del Valle.Érika Ortiz era licenciada en Bellas Artes y trabajaba de decoradora gráfica en la productora Globomedia. El año pasado se separó de su pareja, el escultor Antonio Vigo. La semana pasada había solicitado dos días de permiso en su trabajo al encontrarse con síntomas de agotamiento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El compañero de Érika Ortiz la encontró muerta en su cama