La Xunta autoriza la prospección de los restos de la flota de Moore hundida en 1809

La Voz

SOCIEDAD

03 sep 2005 . Actualizado a las 07:00 h.

La historia naval coruñesa está a punto de escribir un nuevo capítulo en su particular lucha por rescatar del olvido los numerosos tesoros que se ocultan bajo la superficie del mar. La Xunta, a través de la Consellería de Cultura, confirmó que ha decidido conceder una licencia de prospección en las aguas del puerto coruñés, frente al castillo de San Antón, bajo las cuales se encuentran hundidos los pecios de siete barcos pertenecientes a la flota del famoso general británico sir John Moore. Por el momento, como se recalca desde la consellería, se trata únicamente de un permiso para efectuar un reconocimiento visual, de tal forma que la Autoridad Portuaria pueda estimar el valor de los restos que se encuentren en el fondo. No se podrá efectuar, por tanto, bajo ningún concepto, ninguna labor de extracción. Sin embargo, ésta es la idea que persigue desde hace tiempo la asociación Royal Green Jackets, que dio a conocer hace tres años su propuesta a Francisco Vázquez, alcalde de A Coruña. Los principales promotores del proyecto son Alejandro Caramés, de actividades subacuáticas del Club del Mar y miembro de dicha asociación, y el submarinista y arqueólogo Miguel San Claudio. Caramés y San Claudio no sólo defienden que los pecios están perfectamente localizados, sino también que las expediciones para su rescate serían sencillas.