Jennifer recupera el trono


Hoy me he decidido a complacer a la legión de fans de Jennifer López porque, efectivamente, compareció espléndida en la fiesta celebrada en el Museo Metropolitano de Nueva York. Llamativamente maquillada, con un vestido que no ahorraba transparencias y el pelo recogido en una trenza a modo de corona, Jennifer volvió a ser la gran estrella de la noche. Ya nadie se acuerda de Ben Affleck , ahora que la estrella hispana deja que se la vincule al cantante Marc Anthony . Pero JLo hizo su entrada con una pareja mucho más glamurosa, la formada por Dolce y Gabanna . Y la verdad es que tiene mérito triunfar en una fiesta cuando se comparte con Renee Zellweger (que hizo su entrada acompañada del editor de la revista Vogue) o de Charlize Theron , totalmente recuperada de sus excesos de maquillaje para encarnar a la asesina que le reportó el Oscar. También se encontraban en el Metropolitan otras bellezas como Sofía Coppola , Jade Jagger o Scarlett Johanson . Ninguna pudo hacerle sombra a Jlo . Tal vez por eso, Liz Hurley , que sigue enseñando la piernecita por la raja de su falda, prefirió asistir a otra gala, también en Nueva York. Tal vez pensó que es mejor ser cabeza de ratón que cola de león. De momento, Jennifer ha recuperado su reinado.se divorcia. En realidad, no supone una gran novedad porque la actriz ya se encontraba separada de su marido desde hacía medio año, pero el lunes presentó una demanda de divorcio con la intención de romper definitivamente con su segundo esposo, el cantante de blues Eric Benet . Lo cierto es que la pobre Halle Berry no tiene mucha suerte con su corazón porque su segundo marido tuvo que ingresar en una clínica por su adicción al sexo y, estarán conmigo, eso de que tu marido esté cada dos por tres buscando sexo fuera de casa es algo molesto. Halle Berry ya declaró a una revista alemana que todas las relaciones amorosas que ha acumulado hasta el momento le provocan náuseas, lo cual es una forma bastante gráfica de mostrar su mala suerte amorosa. A ver si le va mejor la próxima vez.Y me voy con la última locura con respecto a David Beckham . Resulta que una artista llamada Sam Taylor Wood rodó un vídeo de 67 minutos que tiene como único protagonista al jugador inglés. Y no está pateando un balón ni besando a Victoria ni nada por el estilo; está durmiendo y, de vez en cuando, durante la monótona producción, pues se mueve un poquito y se le ve un pezón. El vídeo fue exhibido en la National Portrait Gallery de Londres y ha merecido comentarios en todos los periódicos. ¿Se lo pueden creer? Ya sé que sí. Tal vez sea que asistir al dulce sueño del rubio futbolista transmute a algun@s de sus admirador@s al mismo tálamo que ocupa David y fomente sus fantasías. Por cierto, que el vídeo se titula así, David, en honor a ¿se imaginan a quién? Al David de Miguel Ángel. Nada de medias tintas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Jennifer recupera el trono