El cambio de hora puede provocar trastornos emocionales y laborales

Los científicos recelan de la utilidad de la medida europea y sostienen que no ahorra energía Todos los relojes de la UE tendrán que adelantarse sesenta minutos esta noche.


redacción

Esta noche no habrá dos de la madrugada. Serán automáticamente las tres. Consecuencia inmediata: una hora menos de descanso durante ese día (mañana), pero un cambio en el sueño que se puede notar a medio y largo plazo.Ese tiempo sirve para que, hasta el mes de octubre, se ahorren en España unos 60 millones de euros, según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). Se adopta esa solución, y por consenso, en todos los países de la UE, pero cada vez son más las voces que discrepan con la utilidad de esa medida en los husos horarios del continente. Distintas publicaciones científicas ( Sciencie entre ellas) y varios expertos sostienen que esa medida es «inútil» porque la electricidad que se evita gastar por la noche (hay más horas de luz) se termina empleando por la mañana, ya que amanece más tarde. Las fábricas no paran, con independencia de la hora, y la mayoría de electromésticos (televisor, lavadora...) funcionan igual pese a que se adelante o atrase el reloj.En Galicia«En Galicia, además, al ser el lugar en que más tarde anochece, es un problema porque a ver qué madre acuesta a un hijo cuando aún hay luz solar», explica el director de la Ciudad de las Ciencias y las Artes de Valencia, Manuel Toharia. Se presentan más inconvenientes que ventajas en ese cambio de hora, según los científicos. «Hay que tener en cuenta el coste social en trastornos por el cambio de ritmos vitales», agrega el director de los museos científicos de A Coruña, Ramón Núñez.Puede haber, así, disfunciones emocionales y personales. Incluso económicas: un reciente informe publicado en la American Economic Review revelaba que los economistas prefieren «evitar riesgos, realizando inversiones seguras» el día después del cambio de hora. También hay, según otras fuentes, un incremento de los accidentes de tráfico por culpa de distracciones. Esos problemas derivan principalmente de la alteración en la vigilia. «Es un cambio brusco, aunque pequeño, que puede tener más repercusión si se realizan actividades que requieren concentración», completa el doctor Francisco Segarra, de la Unidad del Sueño del Instituto Dexeus. Los más afectados suelen ser, según este especialista, ancianos y niños, pero también algunos adultos. Pese al debate, Bruselas mantiene su criterio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El cambio de hora puede provocar trastornos emocionales y laborales